Presume tu ombligo


La cosmética y la moda caminan al unísono.

6/27/2013, 4:18 p.m.
Presume tu ombligo
Presume tu ombligo |

Si este verano deseas lucir la prenda estrella de la temporada, el “crop top”, es necesario poseer un vientre firme y liso. Un plan de ejercicios, una dieta, medicina estética y cosméticos son los mejores aliados.

La cosmética y la moda caminan al unísono. Cuando las tendencias imponen una determinada prenda, el universo de la belleza se pone manos a la obra para solventar los problemas que conlleva. Esta temporada se imponen el “crop top” (“bustier” cortos y ajustados que dejan el ombligo al aire), una atrevida y delicada moda, imposible de lucir si no se posee un abdomen liso.

Por suerte, la piel de esta zona es rica en fibras elásticas y colágeno con gran capacidad para recuperarse, siempre y cuando se hidrate bien, se lleve una nutrición adecuada y se sea constante con una actividad física variada.

La tendencia a acumular grasa es constitucional y en muchas ocasiones hereditaria. Aunque la grasa se distribuye por todo el cuerpo, en el abdomen es donde mayor cantidad se localiza. El embarazo, el sobrepeso, el envejecimiento y la vida sedentaria son malos compañeros para obtener un vientre plano.

El primer paso para la puesta a punto es una dieta equilibrada, ligera y sana, en la que no tienen cabida los dulces, el exceso de sal, las bebidas gaseosas y los alimentos flatulentos. Lo ideal es beber dos litros de agua al día, pescados y carnes al horno o a la plancha y verduras y frutas.

Después, es importante una actividad física, en la que no pueden faltar varios tipos de abdominales y ejercicios cardiovasculares que ayudan a eliminar la grasas. Los masajes son otra opción para conseguir un vientre envidiable, ya que proporciona una mayor vascularización a los tejidos, adem·s de mejorar la circulación de la sangre.

Cuando el objetivo se resiste

Muchas veces el ejercicio y la dieta no son suficientes para conseguir un abdomen plano y reducir la grasa abdominal. Cuando el objetivo de alisar el abdomen se resiste, la alternativa es acudir a un centro de belleza estética que elimine la grasa localizada con nuevos métodos, como la criolipólisis, un “sistema que consiste en la destrucción selectiva del tejido graso mediante el uso del frío”, explica Leticia B. Carrera, directora técnica del centro médico Felicidad Carrera.

“Las células de grasa llegan a la congelación y se cristalizan a una temperatura superior al resto de células”, este es el gran descubrimiento que desarrollaron los creadores de la tecnología de CoolSculpting, los científicos Dieter Manstein y R.Rox Anderson de la Universidad de Harvard.

Así, CoolSculpting se posiciona como toda una revolución en la liporreducción basada en el frío, una técnica que consiste en la aplicación de un frío controlado de forma precisa y durante un periodo sostenido de tiempo, con el que se consigue la reducción gradual y la muerte celular de las células de grasa.

Según un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, una cintura por encima de 88 centímetros en las mujeres y de 102 centímetros en el caso de los hombres pone a la persona en situación de riesgo cardiometabólico.