El Latino San Diego
6:03 a.m., 11/21/2017 | 57°

“No nos vamos a dar por vencidos”, dicen trabajadores de comida rápida, exigiendo 15 dólares la hora


Ernesto López | 12/10/2014, 12:27 p.m.
“No nos vamos a dar por vencidos”, dicen trabajadores de comida rápida, exigiendo 15 dólares la hora
Manifestante de la Lucha por 15 dice “Valgo 15” la hora. Fotos: Ernesto López / El Latino San Diego |

SAN DIEGO.- La mañana lluviosa del 4 de diciembre, no detuvo a cientos de trabajadores de restaurantes de comida rápida, de realizar una protesta afuera del McDonald’s por El Cajon Boulevard en San Diego. Demandaban un aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora y el derecho de ser parte de un sindicato.

Esta es la segunda manifestación, en los últimos meses, de este movimiento nacional, llamado Lucha por 15.

“No nos vamos a dar por vencidos”, comentó Karen Plascencia, del Centro de Iniciativas Políticas de San Diego (CPI por sus siglas en inglés) y organizadora de la campaña por aumento salarial.

“Hay muchas injusticias en los empleos de estas personas, no les pagan lo justo, trabajan muy duro y les recortan las horas para no tener que proveerles seguro médico. Cada uno de ellos se merece más”, añadió.

PIDEN MÁS PARA PODER VIVIR MEJOR

La joven Carmen Villa, de 22 años de edad, compartió que cada quincena gana menos de 300 dólares de su trabajo en el restaurante de comida rápida Burger King, no lo suficiente para cubrir todas sus necesidades, aunque es una persona soltera.

“En veces tengo que escoger entre pagar mi renta a tiempo o pagar mi celular”, dijo Villa.

Y no es que no ha buscado otras oportunidades de empleo, para contrarrestar sus gastos, aseguró Villa.

“Es difícil encontrar otros trabajos, si busco pero no me contratan. Dicen que me falta experiencia”, apuntó.

Similarmente, Josefina Bojórquez, de 22 años, manifestó que ella tampoco ha encontrado otro tipo de trabajo, sólo le ofrecen medio tiempo y el tener múltiples empleos de tiempo parcial no es ideal por sus deberes de madre soltera.

Mientras tiene la oportunidad de continuar con sus estudios colegiales, Bojórquez dijo que el aumentar el salario mínimo a 15 dólares le ayudaría demasiado.

“Un mayor ingreso me ayudaría a tener una vida mejor, no tendría que estar pidiendo préstamos para pagar mis deberes y no tendría que acudir a servicios del gobierno”, indicó la madre de familia.

MCDONALD’S RESPONDE A LA LUCHA POR 15

McDonald’s respondió a esta hola de manifestaciones de la Lucha por 15: “En McDonald respetamos el derecho de todos a protestar pacíficamente. El tema del salario mínimo va mucho más allá de McDonalds - que afecta a la fuerza de trabajo de nuestro país. McDonald’s y nuestros dueños de franquicias independientes apoyan pagar a nuestros valiosos empleados, salarios justos alineados con un mercado competitivo”, aseguró por medio de un comunicado de prensa.

La compañía también dijo que la misma no determina los salarios establecidos por sus más de 3 mil franquicias y declaró que un aumento del salario mínimo debe ser implementado a través del tiempo para reducir el impacto en los propietarios de negocios.

En una manifestación efectuada el 4 de septiembre, en City Heights, la asambleísta Lorena González se reunió con los manifestantes antes de que iniciaran una marcha por University Avenue, entre Fairmount Avenue y la Autopista 15, y les expresó su solidaridad.

“Si se puede, si se puede”, González, dirigió en coro a las más de 300 personas presentes.

“Estas compañías hacen billones de dólares en ganancias anualmente y no es justo que sus trabajadores tengan que solicitar asistencia pública porque no pueden vivir en nueve o diez dólares por hora”, subrayó.

En California, el salario mínimo vigente desde el 1 de julio es de 9 dólares la hora y aumentará a 10 dólares a partir del 1 de enero de 2016. Algunas ciudades en el estado han aprobado aumentos en el salario mínimo. En septiembre, el consejo de la Ciudad de Los Ángeles aprobó una propuesta para establecer un salario mínimo de 15.37 dólares para los trabajadores de grandes hoteles.