El Latino San Diego
6:38 p.m., 11/20/2017 | 64°

EMBARAZADAS ¡Y EN BUENA FORMA!


EFE | 2/19/2014, 3:44 p.m.
EMBARAZADAS ¡Y EN BUENA FORMA!
El estudio muestra, además, que los beneficios del ejercicio son más pronunciados en mujeres con peso normal que en las que padecen sobrepeso u obesidad. |

Multitud de estudios confirman los beneficios de hacer ejercicio físico de forma regular, una de la recomendaciones médicas más universales pero, ¿la gimnasia también es buena durante la gestación, cuando el cuerpo de la madre engorda y lleva en su interior una vida nueva y frágil?.

Para un equipo de investigadores de las universidades de Granada (UGR) (en el sur de España), Politécnica de Madrid (UPM) y Europea (UE) la respuesta es afirmativa, según muestran en su estudio pionero sobre el beneficio de practicar ejercicio durante el embarazo.

El trabajo “Supervised Exercise – Based Intervention to Prevent Excessive Gestational Weight Gain”, incluyó un plan de ejercicios que sirvió para prevenir el exceso de peso gestacional en un 40 por ciento de las mujeres participantes.

La investigación, efectuada entre 2007 y 2011 con 962 embarazadas, muestra que, en mujeres sanas, el ejercicio controlado de intensidad moderada e iniciado inmediatamente después de la primera consulta prenatal, evita la ganancia de peso excesivo al finalizar este periodo y reduce el riesgo de desarrollar dolencias asociadas, como diabetes gestacional o hipertensión.

El trabajo de las universidades UGR, UPM y UE también demuestra que, si una mujer con obesidad o sobrepeso se ejercita durante el embarazo, el riesgo de que tenga un bebé con un peso desmesurado superior a 4 kilos, puede reducirse hasta un 86 por ciento.

Los investigadores dividieron a las mujeres en dos grupos. Las del primero, además de seguir los cuidados rutinarios, realizaron un ejercicio aeróbico de intensidad leve a moderada tres veces por semana durante 50-55 minutos cada sesión, desde la semana nueve a la 39 del embarazo. El segundo grupo siguió las recomendaciones habituales para cualquier mujer embarazada.

El aumento de peso en las mujeres que siguieron el programa de ejercicios fue menor que en aquellas que no se sometieron a el.

El estudio muestra, además, que los beneficios del ejercicio son más pronunciados en mujeres con peso normal que en las que padecen sobrepeso u obesidad, que también se pueden beneficiar del ejercicio prenatal, aunque en menor medida.

El doctor de origen argentino Rubén Barakat, investigador principal del estudio y profesor de la UPM cree que “los beneficios del ejercicio físico programado durante el embarazo pueden alcanzar los primeros años de vida del niño/a”, y recuerda que el peso excesivo durante la gestación tiene efectos negativos en los recién nacidos y “aumenta el riesgo de sobrepeso infantil un 30 por ciento”.

EJERCICIO: ¡TODO BENEFICIO!

Por su parte, el doctor Jonatán Ruiz, primer autor del artículo e investigador del hospital Ramón y Cajal de la capital de España en la UGR, destaca que “los beneficios de la práctica regular de actividad física durante el embarazo y periodo de postparto son los mismos que los bien sabidos beneficios que obtiene la población general”.

El exceso de peso gestacional “consiste en un acumulo de peso materno durante la gestación mayor del necesario que generalmente se da por estilos de vida inadecuados, especialmente la mala alimentación y un exceso de sedentarismo”, explican a Efe Barakat y Ruiz .