El Latino San Diego
7:26 p.m., 12/12/2017 | 65°

De luto por “Mr. Padre”; San Diego se vio conmovido por la repentina muerte del beisbolista Tony Gwynn


Ernesto López | 6/18/2014, 11:31 a.m.
De luto por “Mr. Padre”; San Diego se vio conmovido por la repentina muerte del beisbolista Tony Gwynn
Rick Salde, de San Diego, le rinde homenaje al beisbolista Tony Gwynn tocando el saxofón el 17 de junio en Petco Park. Fotos: Ernesto López/El Latino |

Tras el anuncio de la muerte de Tony Gwynn, uno de los atletas más queridos de San Diego, el 16 de junio, cientos de fanáticos se dejaron ir al monumento del beisbolista en Petco Park. A sus 54 años de edad perdió su batalla con el cáncer.

Los fans llegaban a rendir sus respetos a Gwynn, y muchos dejaron atrás flores, gorras, bates, velas y recortes de periódicos, entre otros recuerdos.

Al beisbolista se le conocía como “Mr. Padre”, debido a que jugó los 20 años de su carrera en las grandes ligas con los Padres de San Diego. Durante este tiempo se ganó el amor de los medios y el público no sólo por su distinguido atletismo sino por ser accesible, bondadoso y por su gran sonrisa que alumbraba sus alrededores.

Hope Del Valle - con lágrimas en sus ojos - llegó al monumento de Tony Gwynn, en Petco Park, el 17 de junio y colocó un ramo de flores en el improvisado altar.

Ernesto López

Hope Del Valle - con lágrimas en sus ojos - llegó al monumento de Tony Gwynn, en Petco Park, el 17 de junio y colocó un ramo de flores en el improvisado altar.

La fan Hope Del Valle – con lágrimas en sus ojos – arribó a Petco Park el 17 de junio y colocó un ramo de flores en el improvisado altar; Gwynn, claramente llegó a impactar la vida de la señora, al igual que a miles de otras personas,.

“Él era una gran parte de San Diego, era un gran hombre que amaba a su familia y a su ciudad”.

“Se le extrañará profundamente; era un héroe adentro y afuera del campo de beisbol”, resaltó.

Por su parte el fanático Andrew Lieras dijo, frente al monumento, “Si amas el béisbol, amas a Tony Gwynn, él se significaba mucho en el béisbol y es obvio que era muy querido”.

Daniel Silva, con gran tristeza en su rostro, igualmente expresó que Gwynn era una gran persona y que era su “jugador favorito”.

“No puede creer que haya fallecido”, añadió.

Y el jovencito Juan Medina, de 14 años de edad, asistió al monumento junto con su madre con una misión: “vengo a rendir mis respetos a Tony Gwynn, en memoria de mi abuelo, quien murió el año pasado. Yo soy fan de los Dodgers y mi abuelito era de los Padres de San Diego”, apuntó.

Gwynn, quien bateaba a la zurda, fue diagnosticado con cáncer de la glándula salival en agosto del 2010 y fue sometido a una extensa cirugía. Al tiempo, reanudó su trabajo como entrenador de beisbol en la Universidad Estatal de San Diego (SDSU), pero en marzo tomó un permiso de ausencia para someterse a un tratamiento adicional.

El monumento, el cual se encuentra en las instalaciones de Petco Park, estuvo abierto solamente al público el lunes 16 y martes 17 de junio.