¡Se ve! ¡Se siente! ¡Estamos en Diciembre!


La Vida en el Trabajo

Sara Gurling | 12/3/2015, 3:04 p.m.

La canción del burrito sabanero se escucha en la radio. Todas las tiendas anuncian ofertas para regalos en esta temporada. Los pavos y el jamón se hacen más escasos al pasar de los días. Y dice la señora que ya está lista para tomarle su orden de tamales: ¿cuantas docenas? ¿de res o de pollo?

Si vive con su familia en casa, tal vez usted se encuentre estresado al estirar su dinerito para darles unos días festivos memorables a los suyos (y a la vez no quedarse en la bancarrota).

Muchos trabajadores planean salir fuera del área en estos días. Inclusive, muchos trabajadores piden sus días con anticipación en el trabajo para poder viajar o estarse en casa con sus hijos durante sus vacaciones.

Pero hay muchos trabajadores que descubren que sus patrones les negaron o revocaron sus vacaciones. Esto puede ser enredoso para un trabajador. Si tiene sindicato en su trabajo, es muy común que su representante le ayude con el proceso de agravio formal para solucionarle el problema si es violación del contrato laboral.

Pero, si usted no tiene sindicato, debería intentar hablar pacíficamente con su patrón. Explíquele su situación. Si usted ya hizo planes y tiene boletos de avión o tren, debería mostrárselos. Pero en realidad, los trabajadores sin derechos suscritos en un contrato laboral muchas veces se rinden ante las demandas de sus patrones y obedecen, presentándose a trabajar para no perder su trabajo ni ser disciplinados por faltar.

Es triste. Es injusto. Muchos trabajadores que no pueden solucionar el asunto de vacaciones durante estas fechas se han quedado sin trabajo buscando después de las fiestas empleo por otra parte.

La única persona que puede tomar la decisión es el propio trabajador. Si le negaron sus vacaciones o si las aprobaron pero luego se arrepintió el patrón, la decisión será entre tratar de negociar con su patrón que sea más considerado, o avisar que usted va fallar al trabajo.

Fallar al trabajo es algo muy serio que pudiera tener consecuencias. Ante la escasez de empleos, las finanzas y responsabilidad familiar deben ser lo primero. Revise antes las prácticas y políticas del lugar de trabajo.

¡Mucho ánimo, trabajadores!

Sara Gurling fue directora de organización comunitaria de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de San Diego y Condado de Imperial. Es conocida como activista humanitaria laboral pro-justicia y presidenta emérita de la organización humanitaria Ángeles de La Frontera. Ha laborado como representante de trabajadores por casi veinte años. Fue vice-presidenta del Concilio Laboral del Condado de Orange y es maestra de estudios laborales en San Diego City College. Sintonicé su segmento para Voces Hispanas en la radio todos los Lunes a las 2:30 de tarde en Uniradio 860AM- La Poderosa.