Difieren en su visión, pero las familias expresan, a su manera, su forma de celebrar Navidad


Horacio Renteria | 12/24/2015, 10:04 a.m.
Difieren en su visión, pero las familias expresan, a su manera, su forma de celebrar Navidad
La familia de Enrique y Antonia May, se muestran orgullosos de su tradición, frente al Nacimiento. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego |

CHULA VISTA.- Enrique y Antonia May se han fortalecido con su familia en el amor a Jesús de Nazareth y las celebraciones navideñas, desde que llegaron a San Diego, hace más de dos décadas, procedentes de su natal estado de Yucatán.

Su mayor satisfacción y orgullo es que siguen firmes en la preservación de sus tradiciones, como lo expresan con la colocación ininterrumpida del Nacimiento.

Denotando una firme convicción en sus creencias y valores familiares, ambos sostienen que por desgracia, a la gente le interesa más comprar luces llamativas para adornar sus casas y piensan menos en el verdadero significado de la Navidad.

Lleva consigo “El Nacimiento”

“Tenemos que pedir y rezar para el Señor Jesucristo, porque él es el que está celebrando el cumpleaños”, dijo Enrique May, un hombre que se siente contento de llevar siempre con él y su familia “El Nacimiento”, al que viste con césped original.

Su esposa Antonia le secundó que lamentablemente se “ha ido perdiendo el motivo” de la celebración navideña, pero consideró que todavía “podemos recuperarla”.

El matrimonio May, acompañado, celebrando la puesta del Nacimiento, por sus hijos Manuel y Felipe (gemelos de de 22 años de edad); Sussy, de 14; Eddy, de 19; aún con la ausencia por causas de fuerza mayor, de Enrique, Jr., de 19 y Kristal, de 17, señalaron que es importante la tradición, pues nada adquiere real sentido sin no se tiene fe.

Falta mayor humildad, afirman

Dijeron que en este momento en que prevalece la violencia y los conflictos sociales, hace buena falta una mayor dosis de humildad.

La familia May se preparaba para que la tarde del lunes 21 de diciembre en que se realizaba la entrevista, tuviera lugar una peregrinación o posada, tal como hace miles de años, José y María habrían pedido posada para el nacimiento del Mesías, de acuerdo con la tradición católica, fue el marco del nacimiento, el 25 de diciembre, de Jesucristo, aunque otras organizaciones religiosas difieren y aseguran que fue en otra fecha.

Cabe hacer mención que en un recorrido a otras casas ubicadas al oeste de la ciudad, se observó que familias imbuidas por una cultura diversa a la latina, como la angloamericana, presentan en sus jardines expresiones que las diferencian considerablemente.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com