El Latino San Diego
10:09 a.m., 10/23/2017 | 74°

Por aportes a la cura del cáncer científico peruano recibe prestigioso premio que anualmente honra a inmigrantes destacados


EFE | 4/13/2016, 1:06 p.m.
Por aportes a la cura del cáncer científico peruano recibe prestigioso premio que anualmente honra a inmigrantes destacados
El doctor peruano Fernando Camargo, cuyas investigaciones biomédicas sobre un nuevo tratamiento contra el cáncer le supusieron el reconocimiento de la Fundación Vilcek, que anualmente premia a inmigrantes que destacan por sus aportes a Estados Unidos. EFE/The Vilcek Foundation |

LOS ÁNGELES.- Las investigaciones biomédicas sobre un nuevo tratamiento contra el cáncer que el peruano Fernando Camargo realiza para la universidad de Harvard le supusieron el reconocimiento de la Fundación Vilcek, que anualmente premia a inmigrantes que destacan por sus aportes a Estados Unidos.

“El doctor Camargo es un científico joven y brillante cuyo trabajo ha desvelado procesos que regulan el crecimiento de los órganos del cuerpo”, dijo a Efe Jan Vilcek, creador de la fundación Vilcek.

“Él está trabajando en utilizar este descubrimiento para aplicaciones clínicas, incluyendo el tratamiento del cáncer y la medicina regenerativa”, explicó.

“El doctor Camargo y sus colegas han descubierto la función de una proteína de señalización celular llamada Yap1, que controla el crecimiento de las células y el tamaño de los órganos (del cuerpo)”, especificó Vilcek quien también es un científico en biomedicina.

“Su trabajo tiene implicaciones importantes para la regeneración de tejidos, órganos, el trasplante de células y el cáncer”, remarcó el profesor del departamento de microbiología de la escuela de medicina de la Universidad de Nueva York.

Es por ello que Camargo recibió el 5 de abril el prestigioso premio de la Fundación Vilcek, junto a otros inmigrantes destacados en una ceremonia en Nueva York donde cada uno de ellos obtendrá un trofeo y 100.000 dólares.

La Fundación Vilcek surgió en el año 2.000 por iniciativa de Jan y Marica Vilcek, inmigrantes de la antigua Checoslovaquia, quienes agradecidos por las oportunidades que les ofreció Estados Unidos decidieron honrar los aportes de los inmigrantes en ciencias biomédicas, artes y humanidades.

De su parte, Camargo manifestó a Efe que la competencia profesional en Estados Unidos “es súper intensa, por eso recibir este reconocimiento por experimentar y desarrollar nuevas ideas, como latino, es un gran honor”.

Debido a esas investigaciones, “estamos tratando de desarrollar unos fármacos que inactivarían ciertos complejos de proteínas que hemos encontrado y que son las que promueven el desarrollo del cáncer”, explicó.

“Considero que dentro de uno o dos años vamos a haber desarrollado unas moléculas que podrían ser consideradas para hacer fármacos y estamos muy emocionados con esos estudios en curso”, agregó.

El nuevo premio Vilcek realiza sus experimentos desde el 2009 en el programa de investigación de células madre en el Hospital Infantil de Boston, Massachusetts, además de trabajar también en el Departamento de Biología Regenerativa y Células Madre de la Universidad de Harvard.

Camargo, originario de Arequipa, Perú, contó que su interés por la biología nació de la observación de la variedad de patatas y cebollas que cultiva su padre.

Estudió un año en la Escuela de Medicina de la Universidad Católica de Santa María en Perú, pero como quería aprender a realizar investigación científica probó suerte con Estados Unidos.

“Envié treinta solicitudes para ingresar a universidades estadounidenses; pero con beca sólo me aceptaron en una”, recordó Camargo.

“Por eso en 1997 comencé a estudiar el Bachillerato (Licenciatura) en Bioquímica en la Universidad de Arizona en Tucson”, detalló el especialista quien prosiguió sus estudios en el Colegio de Medicina Baylor en Houston, Texas, hasta obtener su doctorado en investigaciones biomédicas en el 2007.

“Los (nuevos) fármacos servirán para apagar el cáncer del hígado, el cáncer del esófago, el cáncer de piel”, especificó Camargo.

“La frontera final es hacer llegar esos conocimientos a la gente a través de una medicina y ver el mejoramiento de pacientes que sufren con el cáncer fatal, eso será espectacular”, concluyó.