El Latino San Diego
12:21 a.m., 10/18/2017 | 72°

Lencería, objeto fetiche que abraza la feminidad


EFE | 12/15/2016, 11:11 a.m.
Lencería, objeto fetiche que abraza la feminidad
La firma Andrés Sarda propone una lencería que, además de realzar el busto, suba la autoestima de la mujer. EFE |

El poder de la lencería radica en abrazar la feminidad, ahora la ropa interior deja de ser invisible y muestra su cara más atractiva y moderna como signo de buenas intenciones.

El rojo, es el color de la Navidad por excelencia. En estas fechas, mires dónde mires, el carmesí inunda escaparates, mesas, árboles navideños y lencería, un color que aporta notas sexy y festivas.

El verde es el color ideal para las que huyen de los típicos y desafían cualquier superstición esta temporada. No sólo de rojo vive la Navidad, Passionata propone un conjunto lencero verde musgo en una época en la que la lencería toma especial relevancia e incluso muestra su cara al exterior.

No es nuevo lucir ropa interior en público, ya en 1990 la artista Madonna mostró de manera soberbia un provocativo bustier firmado por Jean Paul Gaultier.

La frontera entre lo íntimo y lo público se difuminan, Dita Von Teese defiende una moda con su momento de visibilidad y su nota erótica.

LA BELLEZA EN LAS ZONAS OCULTAS

“La verdadera elegancia se halla en las zonas ocultas a la vista”, decía el maestro Christian Dior y, bajo esa filosofía, las nuevas firmas de lencería lanzan colecciones atractivas y sensuales, pero antes de dejarse seducir por la belleza de una piezas es importante probarla por motivos estéticos y también de salud.

Aunque está de moda comprar por internet, y cada vez son más las mujeres que adquieren lencería sin probarla, los médicos recomiendan no jugar con la talla de sujetador y buscar un modelo confortable.

El sujetador es un aliado, su función se sujetar, así que no debe presionarte ni dejar marcas en la piel. A la hora de elegir la talla, se debe de tener en cuenta el contorno, la copa y que se sujete a mitad de la espalda, no a la altura de los omoplatos.

Esta temporada está de moda el body, en una versión clásica, es decir con aire “vintage”, en tonos que van, desde el rosa empolvado al negro, pasando por el melocotón, hueso, berenjena o verde musgo.

Por otro lado, también surge la lencería pin-up, piezas divertidas, con cierta picaresca alta de cintura y con ligueros también altos.

Antes de elegir es importante saber qué ropa se va a poner. “Cada tipo de vestido requiere un sujetador o una shapewear (o fajita)”, añade Samon.

Para los vestidos con la espalda al descubierto, extremadamente femeninos, recomienda un sujetador “push-up” muy escotado, con tirantes multiposición, con tiras que se cruzan en la parte baja de la espalda y convergen en la cintura, pero con la altura de pecho y la sujeción de un sujetador normal.

Si la prenda tiene un escote cuadrado, la experta indica que lo ideal es un sujetador “balconnette push-up” con puntilla, escote y espalda normal, disponible en colores blanco negro y tierra.

Si se trata de un escote delantero de vértigo, Samon dice que se requiere un sujetador extraescotado con espalda regulable y tirantes multiposiciones; y uno en forma de corazón necesita un sujetador “push-up”, de espalda normal y tirantes extraíbles y multiposiciones.

Potenciar curvas, marcar cintura, estilizar escotes generosos y redondear los más discretos, cada mujer necesita suplir sus carencias y potenciar sus virtudes. Se puede ser sexy en todas las tallas.

EFE

Ellatinoonline.com