El Latino San Diego
5:53 a.m., 11/21/2017 | 57°

Préstamo pequeño para carro


Paz Financiera

Andrés Gutiérrez | 5/26/2016, 10:58 a.m.

Andrés, me quedé sin carro y necesito uno pronto. Tengo $1,000 en ahorros, pero con eso no consigo un buen carro. No tengo deudas y estaba pensando sacar un préstamo de $4,000 porque soy pobre y no tengo de dónde sacar más dinero. ¿Qué opinas? Manuel, Las Vegas, NV

Hola Manuel,

“Pobre” eres cuando los ratones que viven en tu casa, comen en casa del vecino. Tú tienes $1,000 en ahorros y eso te pone por encima del 50% de la población en los Estados Unidos. Aparte tienes una gran ventaja, el hecho de que leas esta columna me dice que tienes hambre por seguir aprendiendo de finanzas para hacer las cosas mejor; además, has mostrado tener la disciplina para alcanzar metas al haber acumulado el primer fondo de emergencias. No creo que sea una coincidencia que leas esta columna, no tengas deudas y tengas $1,000 dólares en ahorros. Sé que no lo puedes ver, pero en este momento se me vino una sonrisa de oreja a oreja.

La deuda es un riesgo que no necesitas, especialmente ahorita que no tienes más en ahorros. No se trata de ser negativo, pero las cosas suceden y provocan cambios. Qué tal si pierdes el trabajo, qué tal si te llega otro gasto de emergencia. La típica mentalidad de “pero puedo con el pago” es la justificación para echarse otro compromiso encima. Es muy probable que ese pago para el carro te robe tu capacidad para ahorrar. Para ir al grano, pedir prestado significa vivir por encima de tus ingresos y eso, casi siempre, termina mal.

Aunque un carro de $1,000 dólares no es lo que se diga, “qué bruto, qué carrazo”, debes estar consciente que esta situación no durará por el resto de tu vida. Tal vez venga equipado con aire acondicionado “ecológico”, también conocido como “natural”, y te tome 300 metros para llegar al límite de velocidad; pero de todas maneras te va a llevar al trabajo y te va a traer a casa. La verdad es que hay carros que, por la edad, los puedes comprar muy baratos. Eso no significa que mecánicamente no sirvan. De todas maneras, tu meta debe ser resolver el problema actual y ahorrar para conseguirte un mejor carro en los próximos meses, uno que no venga “equipado” con pagos mensuales. Es muy probable que, si lo compras bien y le arreglas dos o tres cositas, hasta te ganes un dinerito.

Pon un “hasta aquí” y continúa viviendo sin deudas, no caigas en la tramposa solución de la deuda. Este momento de tu vida puede servirte para ejercitar ese músculo de autoridad sobre tu dinero y poder cambiar no solo tu presente y futuro, sino el de tus hijos también. No dudo que, un día muy cercano, en vez de que esto sea una pesadilla será una bonita historia de resistencia a la tentación. Llamamos “héroes” a las personas que hacen un sacrificio hoy por un mejor mañana. Quita el enfoque en la comodidad temporal que traería el préstamo y levanta la mirada hacia el horizonte de la libertad y la paz financiera, así verás claramente cuál es la mejor decisión.

Andrés

Also of interest