El Latino San Diego
10:36 p.m., 12/11/2017 | 60°

Usó y engaño a sus clientes, fundador y propietario de una empresa, con el ‘señuelo’ de que los ayudaría a tener bebés


Servicios El Latino editor@ellatino.net | 8/10/2017, 10:05 a.m.
Usó y engaño a sus clientes, fundador y propietario de una empresa, con el ‘señuelo’ de que los ayudaría a tener bebés
Alana Robinson, Abogada Interina de la Procuraduría para el Sur de California consideró que “emplear el sueño de la paternidad como palanca para obtenerlo es intolerable y desgarrador”. Foto-Cortesía: TJSL.edu |

SAN DIEGO.- Hay compañías que disfrazadas de ‘buenas samaritanas que se preocupan por la salud de sus clientes’, engañan y roban a parejas y matrimonios con el ‘señuelo’ que ‘les ayudarán a tener bebés’.

Tal parece ser el caso del llamado Planet Hospital (PH), dedicada a subrogar (prestar a cambio de pago) servicios de salud y cuyo propietario Acharyya ‘Rudy’ Rupack, de 49 años, fue sentenciado por una corte federal de San Diego a pasar 2 años en prisión y restituir el monto del daño causado a sus clientes.

Alana Robinson, abogada interina para la Procuraduría del Sur de California, dijo que el acusado traicionó la confianza depositada en él por personas ansiosas por tener un bebé. “Apelando a sus vulnerables emociones, fue capaz de extraer más dinero son la falsa con falsas promesas; emplear el sueño de la paternidad como palanca para obtenerlo es intolerable y desgarrador”, expresó.

Y es que el fundador y operador de esta empresa internacional californiana de subrogación estableció realmente contacto con clínicas proveedoras internacionales como la Clínica de Fertilidad de Can-Cún, Quintana Roo, México y el Instituto de Reproducción y Ginecología (IREGA) de la misma sureña ciudad, sólo por citar algunas, pero tampoco cubrió sus compromisos contraídos en contratos de subrogación de servicios con las mismas.

De acuerdo con la fiscalía federal, Rupak cometió los delitos amparado en actividades y operaciones fraudulentas apoyado en la fachada que le ofrecía PH y con domicilio comercial en San Diego, Calexico y Calabasas, California.

Indicó Robinson que hace alrededor de 10 años que hace diez años inició su jugoso negocio y en un periodo de al menos 16 meses, el cual concluyó en enero del 2014, fecha en que fue aprehendido, Rupak hizo transferencias telefónicas interestatales con el objeto de facilitar sobornos para continuar operando.

Pero para cumplir su torcido plan, informó la fiscal interina federal, solicitó e instruyó a los empleados de PH y clientes internacionales sobre el turismo médico ‘la subrogación’ falsamente, argumentando que sus fondos se dejarían de lado en cuentas de custodia y sólo se usarían para pagar los servicios médicos.

Ahora la Fiscalía Federal le ordenó pagar una multa de $ 10,000 y programar una audiencia de restitución del 13 de septiembre para determinar cuánto debe pagar a sus víctimas.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com