El Latino San Diego
10:57 a.m., 12/11/2017 | 73°

La ACLU presiona a Darrell Isssa para que apoye a los dreamers


Manuel Ocaño | 12/1/2017, 12:47 p.m.
La ACLU presiona a Darrell Isssa para que apoye a los dreamers
Los dreamers estudiantes de todo el condado se reunieron en la Universidad Estatal en San Marcos para exigir que el congresista Darrell Issa apoye una propuesta “limpia” de Acta del Sueño |

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) lanzó una campaña coordinada en todo el estado de California para presionar al congresista republicano de San Diego, Darrell Issa y a otros legisladores a que apoyen la aprobación de una ley que restablezca protección para los dreamers antes de que termine este año y que además sea una legislación independiente de otras propuestas sobre migración.

La campaña está dirigida a cinco congresistas republicanos en California; a Issa y a Paul Cook, Devin Nunes , Ed Royce y Mimi Walters.

La ACLU informó que esos cinco congresistas cuentan por votos clave y aún no han anunciado su apoyo a la legislación bipartidista para proteger a los Soñadores de la deportación.

La presión es para que la ley Acta del Sueño limpia –si que la mezclen con otras propuestas—sea aprobada antes de que termine este año, y también antes del plazo que el presidente Donald Trump dio al congreso, hasta marzo, para que alcance un acuerdo bipartidista con respecto a la Acción Diferida para aquellos que Arribaron cuando Niños o DACA/

La campaña llamada #CAisMyHome, o california en mi hogar, se lleva a cabo en las tres filiales de la ACLU en California.

La campaña incluye anuncios de radio y televisión dirigidos a los electores y por lo menos una vez la semana pasada voló también una avioneta con una leyenda impresa que al desplegarse en sobrevuelo en que demandó al congresista Issa que apoye la legislación Acta del Sueño.

La unión informó que “el lanzamiento de la campaña responde a informes de que los republicanos en el senado y el presidente Trump acordaron no incluir ninguna medida para proteger a dreamers en la legislación obligatoria de fin de año para financiar al gobierno”.

Advirtió que “si el congreso no toma medidas antes de finales de 2017, cada día unos mil 400 soñadores perderán su posibilidad de vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos”.

California es el hogar de la mayor cantidad de beneficiarios de DACA y puede perder más de $ 11 mil 600 millones en valor financiero anual si los dreamers no pueden trabajar.

La abogada Jennie Pasquarella, directora de Derechos de los Inmigrantes en la ACLU

dijo que “ahora es justamente el momento en que el congreso debe actuar” para proteger a los jóvenes soñadores.

Explicó que “estos cinco representantes de California son votos clave, pero en este momento son obstáculos para que el congreso apruebe el Acta del Sueño y para garantizar que nuestros compañeros californianos puedan permanecer en sus hogares y en nuestras comunidades sin temor a la deportación”.

La abogada recordó que hay apoyo bipartidista y una ventana estrecha para actuar; Los republicanos de California no deben permitir que el presidente Trump y los senadores republicanos lo cierren.

La campaña coincidió con una movilización de estudiantes dreamers que convergieron en la Universidad Estatal de California en San Marcos.

Ahí los jóvenes soñadores de todos los colegios comunitarios y también de la Universidad Estatal en San Diego demandaron conjuntamente que el congreso apruebe una ley que les proteja pero independiente a otras propuestas.

El presidente Trump insiste en que una legislación que beneficie a los dreamers debe incluir, entre otros temas para financiamiento conjunto, propuestas como el presupuesto para un nuevo muro fronterizo.

Manuel Ocaño