El Latino San Diego
11:02 a.m., 12/11/2017 | 73°

Obesidad: menos vida


Michelle Salazar | 12/1/2017, 1:01 p.m.
Obesidad: menos vida
Uno de cada tres niños de esta generación vivirá menos que sus padres debido a la mala nutrición. Foto: Guía Infantil. |

SAN DIEGO.- Bien utilizados, los dispositivos electrónicos pueden ayudar a combatir la malnutrición juvenil producto de la comida chatarra y la falta de ejercicio, aseguró la fisioterapeuta Anna-Karin Lindqvist.

Los teléfonos inteligentes, que atrapan la atención y el tiempo de los muchachos, son responsables de algunos de sus peores hábitos tanto en lo que se refiere a la alimentación como el suministro de distractores, todo lo cual se traduce en una amenaza para la salud.

Pero, esos mismos aparatos pudieran ser empleados como instrumentos para aprender a alimentarnos sanamente y a ejercitar el cuerpo y la mente, opinó la experta.

Es una lástima que las expectativas de vida de los niños de hoy sean, por primera vez en dos siglos, inferiores a las de la generación precedente. “Nuestros hijos van a vivir menos que nosotros e incluso que sus abuelos, debido a una mala alimentación y a la falta de ejercicio”.

De acuerdo a las estadísticas, sólo el 15 por ciento de los niños y el 10 de las niñas menores de 15 años se ejercitan al menos una hora al día.

Un estudio que realizó Lindqvist arroja que los jóvenes pueden llegar a motivarse a través de SMS o por mensajería electrónica para realizar actividades físicas. El resultado fue que el ejercicio en los menores se incrementó considerablemente.

La educación que tiene la población sobre el tema de la obesidad no basta para corregir el problema. Hay que actuar, motivarnos para llevar a cabo las actividades necesarias para bajar de peso.

Según el sitio de Internet weightcrafters.com desde el 2014 la tasa de obesidad de los adultos mayores en Estados Unidos va en aumento. Si la tendencia de los últimos 25 años sigue igual casi todos los residentes de este país serán obesos para el 2060.

Los niveles de obesidad van a causar enfermedades y muertes prematuras que reducirán la vida promedio por primera vez en la historia de Estados Unidos, de acuerdo con la fundación Robert Wood Johnson y Trust for America’s Health.

Varios estudios han demostrado que a los padres de familia les cuesta identificar si su hijo tiene sobrepeso. Para tener una evaluación adecuada hay que acudir con el pediatra para que practique los diagnósticos correspondientes.

Un niño o joven obeso puede desarrollar diabetes, alta presión sanguínea, enfermedades del corazón y del hígado, cáncer, pubertad temprana, infecciones cutáneas e insomnio.

De acuerdo a Weight Crafters el promedio de vida de uno de cada tres niños de esta generación vivirá menos que sus padres debido a la obesidad y otros trastornos alimenticios.

Para llegar a una juventud y vida adulta sin complicaciones y vivir muchos años es preciso cambiar los hábitos alimenticios, evitar las bebidas azucaradas, los dulces y las comidas chatarras y, desde luego, hacer más ejercicio.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com