El Latino San Diego
10:33 p.m., 12/11/2017 | 60°

Las Diferentes Caras del Hambre


Tu Mejor Ser

Maru Davila | 12/7/2017, 10:15 a.m.

En las semanas pasadas escribí sobre 5 diferentes caras del hambre. Continuamos:

El Hambre por Estrés es muy parecida al hambre emocional. Se desencadena por eventos estresantes o el estrés diario. Piensa en las noches en las que trabajas para cumplir con un proyecto. De repente, sientes necesidad urgente de comer algo, aunque hayas comido adecuadamente durante todo el día y en la cena. Si el hambre ocurre 4 o más horas después de la cena puede ser que tu cuerpo haya agotado todo el combustible de la cena. Lo que necesitas es irte a descansar para que tu cuerpo pueda comenzar sus actividades de reparación y rejuvenecimiento. Tu cuerpo necesita 7 a 8 horas de sueño reparador para recuperarse, sanar, y poder estar en su mejor forma al día siguiente. Si lo estás obligando a permanecer despierto, te pedirá más combustible. Otra razón del hambre es que cuando estás estresado, aumenta la producción de la hormona cortisol. El cortisol aumenta el apetito.

Una vez que termina el periodo estresante, los niveles de cortisol se mantienen elevados por lo que puedes sufrir de exceso de hambre durante un periodo largo. El estrés también afecta tus preferencias de comida. Numerosos estudios han demostrado que la angustia física o emocional aumenta el deseo por alimentos ricos en grasa, azúcar o ambos. Otra investigación sugiere que la grelina, la “hormona del hambre”, puede ser responsable de esto. Los alimentos con alto contenido de grasa y azúcar inhiben la actividad de partes del cerebro que producen y procesan el estrés y las emociones. Al comer estos alimentos sientes un confort temporal que durará muy poco. Después te sentirás pesada, más ansiosa o estresada y fatigada. El consumo de comida con alto contenido de grasa, azúcar y carbohidratos provocará un desbalance hormonal, un aumento de los niveles de azúcar en la sangre y un malestar físico.

Además, las personas que comen exceso de comida no saludable duermen menos, pierden motivación para hacer ejercicio y beben más alcohol, todo lo cual también puede contribuir al exceso de peso.

Encuentra nuevas formas de controlar tu estrés. Asegúrate de comer los nutrientes correctos en el momento adecuado para mantener tu cuerpo completamente nutrido y no estar sujeto a los antojos no saludables. Procura tener bocadillos rápidos y saludables que satisfagan tu estrés. Algunas ideas: té caliente, agua caliente con limón, jengibre y stevia, agua fría con semillas de chia, limón y stevia, leche de almendra caliente con cacao crudo, canela y stevia, un puño de nueces, o un vaso de agua fría

La próxima semana continuaré con otros tipos de hambre.

Si quieres recetas mexicanas para bajar de peso, visítanos en www.FlacaForever.com. Maru es Fundadora de Flaca Forever® y creadora de programas efectivos para bajar de peso, mejorar la salud y ser más feliz.

Also of interest