Incertidumbre ante el clima de ansiedad generada en deportaciones a la comunidad inmigrante


Manuel Ocaño | 2/23/2017, 11:35 a.m.
Incertidumbre ante el clima de ansiedad generada en deportaciones a la comunidad inmigrante
Lanzan operativos y cambios de política antes de anuncios oficiales. Fotografía de Manuel Ocaño |

La administración del presidente Donald Trump generó un clima de ansiedad en la comunidad inmigrante al arrestar con irregularidades y deportar de manera expedita a migrantes no peligrosos, y al correr rumores y anuncios de planes aún sin confirmar para deportaciones masivas.

En el condado de San Diego se han confirmado operativos de autoridades de migración en San Ysidro, Otay, Linda Vista, City Heights, Escondido y las carreteras estatales 905 y 78.

Hubo hasta ahora por lo menos seis arrestos confirmados, pero testigos han reportado a organizaciones de derechos de los inmigrantes algunas irregularidades y cambios en procedimientos.

De Escondido fueron deportadas rápidamente dos personas y se les impidió hablar por teléfono cuando estaban detenidas además de que se les dieron a firmar documentos que no entendían.

En City Heights, una de las áreas con mayor concentración de inmigrantes y refugiados, se llevó a cabo un operativo cerca de una escuela a las 3 de la tarde, cuando muchos padres acuden a recoger a sus hijos que a esa hora salen de clases.

Obre la estatal 78 oficiales de la patrulla fronteriza detienen para inspección vehículos que sospechan que pueden transportar indocumentados. Hacen lo mismo en la 905 cl vehículos que se dirigen a salir de California para cruzar a México.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) denunció que durante el primer mes de la administración Trump tuvo reportes de agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que se hacen pasar por policías en ciudades santuario y ciudades que aunque no se declaran santuario sus policías no colaboran con oficiales de migración.

Todo esto mientras se e espera que esta semana el secretario de Seguridad Interior, general John Kelly, presente un plan para deportar tan rápido como sea posible a los indocumentados que sean detenidos tanto en la frontera como al interior del país.

Esas medidas pondrían en riesgo de deportación rápida prácticamente a todos los indocumentados, excepto a los jóvenes soñadores, o beneficiarios de Acción Diferida (DACA), para quienes el presidente Trump todavía no definía una política al cierre de esta edición.

Pero la tensión aumenta por el adelanto de que las autoridades incluso podrían incluso acusar de tráfico de personas a los padre de familia que hayan pagado a coyotes para guiar a sus hijos a través de la frontera.

Esa medida puede afectar tanto a los padres y familiares de unos 155 mil niños centroamericanos que llegaron a la frontera sin compañía de adultos, principalmente en el 2014, como a los padres de los propios jóvenes soñadores.

El director del Comité de Servicios Amigos Americanos, Pedro Ríos, resumió los consejos básicos para todas las personas en riesgo: “primero que nada que conozcan sus derechos, e igualmente importante que cuenten con un plan por si algo llega a ocurrir”.

El condado de San Diego ha reportado menos actividad de oficiales de migración pero la comunidad se encuentra igualmente preocupada porque “estamos viendo un cambio de actitud de las autoridades de migración, con operativos más agresivos, deportaciones más rápidas y detenciones de personas que hasta ahora tendrían derecho a ver a un juez”, dijo Ríos.