Proteger a ‘dreamers’ busca una coalición de organizaciones civiles; reinician nueva campaña’


Manuel Ocaño | 1/12/2017, 10:55 a.m.
Proteger a ‘dreamers’ busca una coalición de organizaciones civiles; reinician nueva campaña’
Itzel Guillén, coordinadora del programa DACA en Alianza San Diego. Foto de Manuel Ocaño. |

Una coalición de organizaciones civiles inició una campaña para proteger a decenas de miles de jóvenes indocumentados en el condado de San Diego, en su mayoría mexicanos, ante potenciales deportaciones al iniciar la semana la entrante la administración del presidente electo Donald Trump.

Tan sólo en el condado de San Diego la comunidad indocumentada es de más de 200 mil personas, de las que 40 mil son jóvenes que reúnen los requisitos para el programa de Acción Diferida (DACA), una orden ejecutiva del presidente Barack Obama que permitió residir, estudiar y trabajar temporal y legalmente a los indocumentados que llegaron al país antes de cumplir los 18 años de edad.

Trump reiteró en su campaña que al iniciar su gobierno cancelaría el programa DACA. Su postulación de Jeff Sessions para procurador general de justicia de la nación podría complicar más la situación para los dreamers, pues Sessions se ha caracterizado por ser fuerte opositor tanto a la migración indocumentada como a la documentada.

Todos los jóvenes que se inscribieron en DACA entregaron al gobierno federal información personal que confirma que son indocumentados, dice dónde viven, estudian y trabajan.

La comunidad del programa de DACA “vive entre nosotros, trabaja entre nosotros, son nuestros familiares, nuestros vecinos, nuestros amigos, asisten con nosotros a ceremonias religiosas, juegan con nosotros; somos una comunidad”, explicó la directora de la organización Alianza San Diego, Andrea Guerrero al anunciar la campaña “levantémonos juntos”, para asesorar y proteger a los jóvenes de DACA, conocidos como “soñadores”.

La campaña que encabeza la Alianza consiste en proporcionar información y asesoría legal a los jóvenes soñadores ante el inicio de la administración Trump. Incluye participación directa de abogados de inmigración que para despejar dudas de los jóvenes.

También incluye videos en inglés y en español y al menos versión escrita en tagalog, porque la comunidad filipina es una de las que más se han acogido al programa en el sur de California.

“Sabemos que hay pánico entre la comunidad, porque el gobierno federal puede usar en contra de los jóvenes la información que presentaron; sin embargo hay procedimientos a los que podemos recurrir para impedir que esa información se use para localizar y deportar a los jóvenes soñadores”, dijo Christian Ramírez, director de la Coalición de Comunidades Fronterizas, que representa a todas las ciudades y poblados en los límites con México.

Itzel Guillén es una joven mexicana que se integró a Acción Diferida y ahora coordina talleres de información y trámites para otros jóvenes solicitantes en el condado de San Diego.

“Tenemos que aceptar primero que no sabemos qué va a pasar con DACA cuando empiece el gobierno del presidente electo, pero aconsejamos a quienes son parte del programa y tienen que renovarlo, que lo hagan; y quienes apenas van a solicitar, que mejor esperen para ver qué es lo que va a pasar; no queremos que se arriesguen”, explicó la joven.

El programa, como lo autorizó el presidente Obama, autoriza dos años a los jóvenes “soñadores” y entonces tienen que renovarlo.

Mientras tanto en el congreso un grupo de legisladores ha pedido al presidente Obama que ordene proteger la información de los jóvenes antes de entregar el poder el 20 de este mes.

Otro grupo de congresistas, bipartidista, propone sustituir DACA con otro programa que dure tres años, pero sin mencionar la posibilidad de renovarse al cumplirse el primer periodo.

Los jóvenes “se quedan en una posición muy difícil, nos dicen que se sienten muy angustiados, y no es para menos; merecen todo el apoyo por parte de las comunidades”, dijo Christian Ramírez.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com