Algunas automotrices piensan que anunciarse con los hispanos es como ir a Pamplona y correr delante del Toro


Enrique Kogan | 6/15/2017, 1:46 p.m.
Algunas automotrices piensan que anunciarse con los hispanos es como ir a Pamplona y correr delante del Toro

Algunas automotrices que operan en Estados Unidos, piensan que los hispanos son solo un aluvión pasajero, que en algún momento se asimilaran, ya que varias de estas automotrices no gastan ni un centavo en el mercado hispano, uno de los más lucrativos del mundo.

Para muchas de las 500 más grandes empresas de Standard & Poor, encarar el mercado hispano es cómo encarar un Toro en Pamplona, lo que hay que tener agallas para hacerlo. Y no todas se animan.

Según la Asociación de Agencias Hispanas de Publicidad (AHAA), algunos de los 500 mejores anunciantes en los Estados Unidos, que utilizan medios alternativos para minorías, gastan entre el 5 y el 6% de sus presupuestos cuando apuntan a los hispanos.

Estos gastos son un promedio del 10% más bajo que la presencia demográfica real de los consumidores hispanos en el mercado de los Estados Unidos.

Hay casos como el de General Motors con un presupuesto en el mercado general de 3.5 billones de dólares, y solo poco menos de 50 millones para el mercado hispano, que se pierden anunciándose entre telenovelas.

Hace 20 años, uno le preguntaba a una mujer que salía de su trabajo, que novela está viendo, y le contestaba, la de la chica pobre que se casó con el joven rico. Hoy le pregunta a una mujer que sale de su trabajo, que novela le gusta, y ella le responderá: “La única novela que conozco es la mía”.

Hoy el internet, los blogueros y los sitios personalizados y especializados, han tomado la vida de los trabajadores y jóvenes hispanos, dejando la televisión un paso atrás, y para sectores de menor poder económico, muchos de ellos que viven del cheque del desempleo.

Y este sector no califica para un auto nuevo, por lo que las automotrices tienen que ser más inteligentes en cómo llegarles a los hispanos que buscan su auto nuevo.

Hoy en día, muchas empresas planean insuficientemente y no hacen un buen trabajo ejecutando campañas para el mercado hispano. Luego documentan sus fallos en línea, y otras empresas se vuelven extremadamente escépticas por los errores de las otras, sobre aumentar los presupuestos para el marketing hispano o no.

Hubo y hay casos de agencias de publicidades americanas que se entusiasmaron con el mercado hispano y salieron a comprar la mayoría de los medios que pudieron, con la alegría de estos medios minoritarios que han tratado de desarrollarse sin contar con agencias hispanas. Para luego traspasar el Toro sin el rabo a una agencia hispana.

Agencias hispanas o no?

Y aquí donde llega uno de los problemas. Ya que cuando una agencia hispana toma una cuenta de una agencia anglo que se está anunciando en el mercado hispano, lo primero que hace es cortar la mayoría de los medios menores, y ponen todos los huevos en una canasta, con el consiguiente enojo de los medios minoritarios, acostumbrados a tener un fuerte patrocinio y un rápido pago de una agencia americana.

Entonces, que es mejor que una agencia americana sin conocimiento del mercado hispano tome las riendas, o que una agencia hispana tenga el control, dejando atrás la ayuda a los medios más necesitados, que son los que le dan el crecimiento a los pequeños negocios?.