El Latino San Diego
9:59 a.m., 10/23/2017 | 74°

Cantó montado en La Bestia, de frontera a frontera


Manuel Ocaño | 6/15/2017, 10:45 a.m.
Cantó montado en La Bestia, de frontera a frontera
El joven salvadoreño Adrián García cantó sobre el tren La Bestia, en su recorrido de frontera a frontera, hasta llegar junto al muro en Tijuana. Foto de Manuel Ocaño. |

Adrián García decidió huir de Morazán en El Salvador cuando los niveles de violencia le resultaban insoportables, sin saber que se convertiría en un cantante de migrantes, en un mariachi salvadoreño, de una frontera a la otra.

El día que decidió huir, cruzó a Honduras, apenas unas millas al norte de su casa, luego a Guatemala, y después a México.

Iba por Oaxaca cuando subió al tren La Bestia con otros 250 centroamericanos. Dice que cuando el frío, el viento, el hambre, el sueño, las asoleadas sobre el tren comenzaron a influir en el ánimo de los migrantes, tomó un megáfono y comenzó a cantar a capella, sin instrumentos.

“Pronto vi que cantando podía ayudar a los demás a sentirse mejor; cantábamos, ya había unos que reían y bailábamos”, contó García.

Gaba Cortés, de Ángeles de la Frontera, dijo que Adrián es un joven que tuvo la particularidad de venir cantando todo el trayecto en La Bestia, y también después, al llegar al norte de México.

Este domingo el “mariachi”, como le llaman los centroamericanos, llegó hasta la barda en Tijuana y cantó, ya ahora con un grupo musical y con micrófono. “Cuando me vine de mi tierra, El Salvador/ con intención de llegar a Estados Unidos/ sabía que necesitaría más que valor…”

Se había cumplido su objetivo de cantar desde una frontera, la de Guatemala, hasta la otra, la de Tijuana con Estados Unidos.

En el camino también había conseguido lo que más buscaba: que México le otorgara asilo político.

Ahora en México va a buscar trabajo pero también desde la barda va a cantar las canciones que, aunque son mexicanas, sabe que le llegan a sus compatriotas y vecinos centroamericanos.

Le gusta entonar sobre todo “Tres veces mojado” de Los Tigres del Norte.

Manuel Ocaño