El hombre también florece


EFE | 6/29/2017, 10:52 a.m.
El hombre  también florece
Un modelo presenta una creación de la colección Primavera/Verano 2018 del diseñador italiano Giorgio Armani para su firma Giorgio Armani, durante la Semana de la Moda Masculina de Milán, en Italia. |

Milán acaba de desvelar cuáles serán las tendencias masculinas en la próxima temporada primavera-verano 2017-2018, donde las transparencias, los estampados o la sencillez, florecerén prendas elegantes, deportivas y casuales.

Durante la “fashion week” de la ciudad italiana de Milán, la firma Prada presentó una colección en la que apuesta por el comic como principal inspiración para sus prendas deportivas, entre la estética futurista y la “rockabilly”.

Uno de los puntos fuertes de su propuesta es el mono en tejido sintético, con cremallera y en una amplia variedad de colores: desde tonos fríos, como el azul celeste, pasando por neutros, como el negro, para llegar a un rojo vivo, el burdeos, el verde metalizado o un rosa apagado.

Los modelos de Prada lucieron también riñoneras, accesorio clave de la colección, así como bolsos, zapatillas deportivas con grandes tiras, bermudas anchas y coloridos calcetines altos.

DEL NATURALISMO A LA EXPLOSIÓN DEL COLOR

Salvatore Ferragamo, por su parte, mostró una serie impregnada por el naturalismo y la estética marina, con caballitos de mar, conchas y ondas como estampados predilectos, asÌ como adornos en coral que pendían de las hebillas del cinturón.

Su diseñador, Guillame Meilland, se inspiró en la luz del mar Mediterráneo, presente en los tonos ocres blanco o azul celeste, en la colección compuesta por prendas cómodas y prácticas, entre las que destacan los jerséis de lana, los pantalones holgados, los pañuelos al cuello y el mocasín.

Los gemelos fundadores y propietarios de Dsquared subieron a la pasarela una explosión de color, entre los que predominaban las prendas azules y rojas, con estampados de flores y su característico leopardo, conjuntadas con piezas y complementos de cuero negro.

Así, los canadienses llevaron a Milán un estilo ecléctico en el que las sudaderas, las camisas hawaianas o las “bikers” de cuero fueron las protagonistas.

La pasarela de Milán clausuró con los desfiles de Fendi y Armani, firmas italianas que exhibieron sobre propuestas elegantes, deportivas y casuales, con sello propio. A un año de cumplir su primer centenario, Fendi dirigió su colección a un hombre urbanita, de negocios, y lo hizo con un aire otoñal, no solo por los colores que empleó, entre los tonos apagados y tierra, sino por sus materiales, como la lana e incluso los abrigos de pelo.

DIVERSIDAD DE PROPUESTAS

Fendi apostó por un hombre que vestirá en la próxima temporada pantalones de pinza amplios y de tiro alto -tendencia secundada por la mayoría de marcas en la ciudad italiana- camisas vaporosas con estampados en forma de flexos o tazas de café y jerséis de punto en los que predominan los estampados geométricos.

Pero las verdaderas estrellas de la colección fueron las americanas y las gabardinas, en numerosas ocasiones confeccionadas con brillantes transparencias y otras en tejidos sintéticos y con diseños geométricos.

En disonancia, Giorgio Armani presentó una selección de prendas sin aditivos, con un estilo sencillo y elegante, en las que domina el traje, combinado con jerséis de punto, y los tonos fríos, como el gris, el plateado o su típico “greige” (mezcla de gris y beige).

Durante su desfile destacaron los cortes simétricos en trajes blancos, los pantalones y las camisas en color violeta, marino o aguamarina, los jerséis con mangas y pecho de camisa en gris marengo y azul oscuro, asÌ como las americanas en raso con motivos florales.

Mucho más veraniega fue la fresca apuesta de “N21”, con prendas impregnadas por un diseño inspirado en el surf y llenas de color, como un potente amarillo, el verde o el cian.

Una colección muy juvenil en la que no faltaron las flores, presentes en los estampados de sus trajes, en sus pantalones o en sus camisas, pero tampoco el beige, al que se recurrió para las americanas o sus ligeras parcas tres cuartos.

EFE