El Latino San Diego
2:54 a.m., 11/24/2017 | 65°

Aportan millones en impuestos estatales y locales, trabajadores indocumentados: NCLR


Manuel Ocaño | 3/16/2017, 10:43 a.m.
Aportan millones en impuestos estatales y locales, trabajadores indocumentados: NCLR
Un jardinero en California. Foto cortesía. |

Ismael Hernández piensa que con su trabajo como jardinero en Chula Vista y National City no sólo provee a su familia, sino que contribuye a la sociedad.

“Si tan sólo con lo que me quitan de los impuestos en mi cheque, y lo del seguro social, un poco sería como pagar un permiso para trabajar acá, por lo menos así lo siento yo a veces”, dijo al ajustar su sombrero en los primeros días soleados de marzo.

Hernández, de Jalisco, opina que con el trabajo de los indocumentados todos ganan en el condado de San Diego y el resto de Estados Unidos.

“Definitivamente uno gana más acá que en México, pero se gasta más; el plan es ahorrar lo que se pueda. Pero mientras tanto sí doy con mis impuestos y eso nadie me lo va a regresar”, comentó con respiración entrecortada por el esfuerzo.

De acuerdo con cifras del Concilio Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), los trabajadores indocumentados como Ismael, entre ellos seis millones 200 mil mexicanos, aportan once mil 640 millones de dólares en impuestos estatales y locales anuales.

Esa cifra equivaldría al 54 por ciento del costo de 21 mil 600 millones de dólares que costaría construir la barda, según estimado oficial del Departamento de Seguridad Interior.

No hay cifras de las aportaciones de los indocumentados a las 18 ciudades y al condado de San Diego; se calcula que la comunidad también llamada inmigrante inautorizada oscila entre 170 mil y 250 mil personas en el condado.

Pero a diferencia de muchos ciudadanos estadunidenses y residentes legales, los trabajadores indocumentados procuran no recibir reposiciones de impuestos.

De hecho, de acuerdo con el Concilio, los inmigrantes, tanto documentados como indocumentados, aportan en promedio a lo largo de su vida unos 80 mil dólares más que el costo de servicios que reciben, aunque se sabe que desde 1996 los indocumentados tienen prohibido recibir servicios sociales.

Una de las áreas donde cuentan más las contribuciones de los indocumentados es al Seguro Social. Por ejemplo en el año 2010, los indocumentados pagaron 13 mil millones de dólares a cuentas para jubilación y solo recibieron unos mil millones en ese rubro.

Los indocumentados además crean fuentes de trabajo. Un reporte de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina, determinó que los trabajadores indocumentados no solamente están lejos de afectar los ingresos de otros trabajadores, sino que crean empleos.

Quienes abren su micro o pequeña empresa crean en promedio once puestos de trabajo, de acuerdo con el Concilio.

La organización, la mayor de latinos en el país, también aclara que los jóvenes dreamers o soñadores no han significado costo para los contribuyentes porque cada uno ha pagado al menos 465 dólares tan sólo por su solicitud ante el gobierno estadunidense.

Pero el Concilio advierte que si el presidente Trump cancelara el programa de Acción Diferida, o sea de dreamers, significaría para el país una pérdida de 433 mil 400 millones de dólares del PIB en una década (esto es 20 veces el costo estimado de la barda Trump).