Un “tsunami” de Alzheimer amenaza a latinos


Según un informe reciente, se espera que el número de latinos en los Estados Unidos con la enfermedad roba-memoria aumente más de ocho veces para 2060, a 3,5 millones de casos, poniendo presión en las

Por Heidi de Marco y Ana Ibarra | 3/16/2017, 1:52 p.m.
Un “tsunami” de Alzheimer amenaza a latinos
Tania Yanes hija le limpia la cara a su madre Blanca Rosa Rivera. (Heidi de Marco/KHN) |

Una común aversión cultural al Alzheimer puede estar en la raíz del problema, dijo Francisca Reynoso, quien coordina un grupo de apoyo a cuidadores para Alzheimer’s Greater Los Angeles en Canoga Park. Reynoso se reúne con cuidadores dos veces al mes para ayudarlos a aprender sobre la enfermedad.

“En nuestra cultura, no queremos reconocerlo como una enfermedad”, dijo Reynoso. Los cuidadores familiares están “en negación” al respecto, dijo, agregando que a menudo le preguntan cómo sus seres queridos podrían “volverse locos”.

Reflexionando sobre su propia experiencia con su madre, Reynoso dijo: “Yo no sabía reconocer las señales porque no tenía suficiente información”.

Vega dijo que una forma de estar mejor educado sobre el Alzheimer es reconocer que no necesariamente es una parte natural del envejecimiento. Señaló que un estilo de vida más saludable puede ayudar a reducir el riesgo de contraer la enfermedad.

La edad avanzada, la historia familiar y la genética son los mayores factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer, y nadie puede cambiarlos. Pero las condiciones inducidas por el estilo de vida que dañan el corazón o los vasos sanguíneos, como la presión arterial alta, apoplejía, diabetes, colesterol alto y enfermedades del corazón, también pueden contribuir, según la Asociación de Alzheimer.

El informe de Roybal señala que los latinos, junto con los afroamericanos y los nativos americanos, son más propensos a padecer varias de estas condiciones.

Vega estimó que un tercio de la población latina en los Estados Unidos tiene un alto riesgo de desarrollar Alzheimer debido a la diabetes, la obesidad, inflamación y otros problemas de salud crónicos.

Al mismo tiempo, los latinos están subrepresentados en los ensayos clínicos patrocinados por los Institutos Nacionales de Salud: representan el 17 por ciento de la población de los Estados Unidos, pero sólo el 7,5 por ciento de los participantes en los 32 centros de investigación de Alzheimer financiados por los INS en todo el país, según el informe de Roybal.

“Esto no es bueno”, dijo Vega. “Los medicamentos necesitan probarse en todas las poblaciones y diversos grupos étnicos, porque hay una diferencia en cómo funcionan”.

A medida que el número de latinos diagnosticados con Alzheimer crezca, también aumentará el costo de su atención.

El informe de Roybal estima que el impacto económico acumulado del Alzheimer entre los latinos llegará a $ 2,35 mil billones en 2060. Según el estudio, esta cifra incluye los costos de atención médica y de largo plazo, así como la pérdida de ingresos de los miembros de la familia que proporcionan cuidados en el hogar no remunerados, y de las propias víctimas del Alzheimer.

Los latinos con Alzheimer son más propensos a ser atendidos por un miembro de la familia, y el 63% de los cuidadores latinos están en situaciones de sobrecarga -proporcionando más de 50 horas de atención por semana- en comparación con el 51% de los cuidadores no latinos, según un estudio de la National Alliance for Caregiving, entidad con sede en Bethesda, Maryland, y Evercare, una división de UnitedHealth Group con sede en Minnetonka, Minnesota, que coordina la atención de personas con enfermedades crónicas.