El Primer Almirante de la Marina, con sede en San Diego, fue sentenciado a prisión


Servicios El Latino editor@ellatino.net | 5/17/2017, 5:58 p.m.
El Primer Almirante de la Marina, con sede en San Diego, fue sentenciado a prisión
En dificultades el Almirante Robert Gilbeau. Foto-Cortesía. |

SAN DIEGO.- El primer Almirante de la Marina estadounidense en servicio activo condenado

por un delito federal, fue sentenciado hoy en San Diego a a pasar 18 meses de prisión.

Los cargos medulares son por mentir a los investigadores “para ocultar su relación ilícita de 20 años” con

Leonard Glenn Francis, contratista de defensa extranjero.

En el centro de la acusación se encuentra también la acusación de que el Almirante habría incurrido en un supuesto soborno masivo y el escándalo de fraude.

De hecho, el contraalmirante estadounidense Robert Gilbeau - que está libre de fianza - fue ordenado

Para presentarse a la custodia el 23 de junio.

En supuesta complicidad

con empresa extranjera

Gilbeau, de 56 años de edad, ya se declaró culpable de hacer declaraciones falsas, admitiendo que mintió cuando dijo a los agentes federales que nunca recibió regalos de

De Glenn Francis, por parte de la empresa militar Glenn Defense Marine Asia (GDMA), con sede en Singapur.

Dicha compañía se especializa en proporcionar los servicios de desmantelamiento de buques, tales como eliminación de basura y alcantarillado, alimentos, agua, seguridad y combustible, a los buques de la Armada de los Estados Unidos.

"Esta es la primera vez que nuestra nación encarcelará a un almirante por un delito federal cometido durante el cumplimiento de su deber oficial, y es realmente un día sombrío '', dijo la abogada interina de la Procuraduría de Estados Unidos para el Sur de Caifornia, Alana W. Robinson.

Mancharon reputación

“Cuando fueron tentado por fiestas y prostitutas, uno de nuestros líderes eligió el karaoke sobre el carácter, y encubrir sobre la confesión, por lo que siempre manchó la reputación de una institución venerada ", dijo.

De acuerdo con el memorando de sentencia del gobierno, Gilbeau conoció a Francis cuando el primero sirvió a bordo del USS Boxer en 1997, durante una visita de puerto Bali, Indonesia, por varios días

El modus operandi

A Bali, Indonesia, Francis habría enviado el propio Gilbeau ya otro oficial de la Marina con habitaciones de hotel, cenas y servicios de prostitutas.

En 2003, cuando el par se volvió a conocer, Gilbeau estaba sirviendo en el USS Nimitz. Nuevamente aceptó habitaciones de hotel, comidas abundantes y prostitutas de

Francis en varias ocasiones, dijeron los fiscales.

Después de varias de esas escapadas, Gilbeau habría aprobado, según las acusaciones, personalmente facturas de GDMA que inflaron los cargos a la Marina de los Estados Unidos. Incluso, en un caso, Gilbeau habría firmado una factura para la eliminación de las aguas residuales del buque durante una visita al Puerto de Singapur, en octubre de 2003.