El Latino San Diego
8:36 p.m., 12/11/2017 | 66°

Acusan a mexicano en corte de San Diego


EFE | 5/18/2017, 9:58 a.m.
Acusan a mexicano en corte de San Diego

San Diego.- Un hombre acusado de agredir a un agente de la Patrulla Fronteriza cuando pretendía cruzar a un grupo de indocumentados fue encontrado culpable de todos los cargos en un juzgado federal en San Diego, California.

Martel Valencia Cortez, de 39 años y quien fue aprehendido en marzo de 2016, era señalado por autoridades estadounidenses como “uno de los traficantes de personas más peligrosos” en la región fronteriza entre México y California.

Al cabo de un juicio de cuatro días, y tras ocho horas de deliberación, el jurado encontró al acusado culpable de todos los cargos en su contra, entre los que se incluían atacar a un agente federal con una arma letal y tres más por tráfico de indocumentados.

“Este veredicto nos dice que la seguridad de nuestros agentes es de suma importancia y los ataques hacia ellos vendrán con un alto precio”, expresó en un comunicado Alana Robinson, fiscal federal interina para los condados Imperial y San Diego.

En noviembre de 2015, dos meses después de ser deportado a México tras cumplir casi tres años de cárcel por tráfico de personas, Valencia Cortez reingresó a Estados Unidos por el área montañosa de Jacumba, California, con un grupo de 15 indocumentados.

Cuando fueron interceptados por agentes de la Patrulla Fronteriza, el mexicano lanzó “una roca del tamaño de una pelota de softball” desde una distancia de treinta pies que impactó en el rostro de uno de los oficiales.

“La roca golpeó al agente tan fuerte que éste pensó que sus dientes habían caído o se había fracturado la mandíbula”, precisaron autoridades de la fiscalía federal.

Valencia huyó hacia México para evadir el arresto y las autoridades a ambos lados de la frontera iniciaron un operativo de búsqueda, que concluyó en marzo del año pasado cuando fue detenido en México y entregado a las autoridades estadounidenses en la garita de San Ysidro.

Valencia Cortez recibirá su sentencia el próximo 28 de agosto ante la magistrada federal Marilyn Huff.

Por el delito de agresión a un oficial podría recibir una sentencia máxima de veinte años de cárcel, mientras que por tráfico de personas para ganancias financieras, una pena mínima de cinco años por cada uno de los tres cargos.

EFE