Latino robó a su padre el dinero de su pensión y engañó a la Administración del Seguro Social


Servicios El Latino editor@ellatino.net | 5/19/2017, 3:35 p.m.
Latino robó a su padre el dinero de su pensión y engañó a la Administración del Seguro Social
Todo fraude a la Administración del Seguro Social golpea a los beneficios de los trabajadores estadounidenses al momento de reclamar su derecho de pensión o jubilación. |

SAN DIEGO.- Por increíble que parezca, los lazos de sangre ded primer grado entre muchos familiares no significa mayor remordimiento de conciencia para aprovecharse de ellos, de su dinero o de sus bienes.

Así se confirm una vez más cuando este viernes 19 de mayo, un hombre de San Diego se declaró culpable de haber estafado y robado a su padre $272,000, aprovechando que este falleció hace 17 años (1997) y que ha tenido acceso a su cuenta bancaria.

El latino Abel José Pérez reconoció que durante más de 16 años, conserve acceso exclusivo y controlado a una cuenta bancaria perteneciente a su difunto padre y todos los fondos depositados en esa cuenta.

Y es que Pérez, que como es lógico no era un usuario autorizado de la cuenta, no informó al banco ni a la Administración del Seguro Social de que su padre había muerto, denunciaron los fiscales.

Nunca pidió al SSA

que parara los depósitos

Por si fuera poco, Abel José Pérez también admitió otro grave delito: nunca solicitó que la Administración de la Seguridad Social (Social Security Administration, SSA) cortara los depósitos que mensualmente hacía a la cuenta de una persona que ya no vivía, una cantidad que se había estado depositando en forma ininterrumpida desde agosto de 1997 hasta febrero del 2014.

El hombre admitió que sabía que los beneficios de jubilación de su padre deberían detenerse, pero prefirió usar

"La única diferencia entre esto y el robo a mano armada es el arma", dijo la abogada para Procuraduría de Justicia de de los Estados Unidos para el Sur de California, Alana W. Robinson.

Y advirtió: “Este acusado robó cientos de miles de dólares, y las víctimas finales son las que pagan en seguridad esperando recibir beneficios en el futuro. No permitiremos a los ladrones con estos crímenes, aunque tengan métodos no tradicionales ".

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Pérez acordó pagar a la Administración del Seguro Social y enfrenta hasta 10 años de cárcel y una multa de hasta dos veces sus ganancias brutas cuando sea sentenciado el 7 de agosto.