El Latino San Diego
5:45 p.m., 11/22/2017 | 78°

La zona de prototipos de muro es el nuevo paso para pedir asilo


Manuel Ocaño | 11/9/2017, 3:36 p.m.
La zona de prototipos de muro es el nuevo paso para pedir asilo
La maestra Jill Marie Holslin, de SDSU, captó a una madre de Guatemala y a su pequeño hijo que saltaron a la zona de prototipos para buscar asilo. |

La zona donde varias empresas acaban de construir los prototipos de muro de Donald Trump se ha convertido en área por la que entran a Estados Unidos los migrantes que buscan asilo porque las autoridades ya no aceptan ese tipo de peticiones en las garitas.

Esta semana la fotógrafa Jill Marie Holslin, y el director del Comité de Servicios Amigos Americanos, Pedro Ríos, quienes han documentado en fotos todo el proceso de prototipos, presenciaron fortuitamente el ingreso a Otay Mesa de una madre guatemalteca y su hijo pequeño, y aparte un grupo de cinco migrantes de indios, todos prófugos de la violencia en sus países de origen.

Ríos destacó que entre los prototipos, que son el símbolo de la política migratoria de Trump, fueron detenidos los migrantes, símbolos de la necesidad de migrar para salvar la vida.

Adicionalmente un investigador de abogados de San Diego, Mark Lane, quien visitaba el área con personas que hacen un documental, captó con su teléfono celular fotos y video del grupo.

Holslin, maestra de la clase de Retórica Visual, del Departamento de Estudios de Retórica y Creación de la SDSU, explicó que “fuimos testigos del ingreso de 5 hombres de la India y una madre y su hijo pequeño de Guatemala cruzaban la frontera para solicitar asilo”.

Explicó que “como la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ahora niega las solicitudes de asilo en el puerto de entrada, las personas se ven obligadas a arriesgar sus vidas al cruzar la frontera por lugares peligrosos para solicitar asilo al entregarse a oficiales de la Patrulla Fronteriza”.

Las fotografías del incidente muestran a migrantes de aspecto muy pobre, con visible cansancio y con ropa deteriorada, que son arrestados por patrulleros fronterizos entre modelos del muro del presidente Trump que costaron hasta medio millón de dólares cada uno.

La imagen del niño pequeño de Guatemala al ser elevado sobre el viejo muro de metal, contrastó aún más al verlo junto a los grandes prototipos de Trump.

La profesora aclaró que quienes llegan a buscar asilo a Estados Unidos huyen porque son amenazados por su raza, su religión, su nacionalidad, por pertenecer a algún grupo en particular, o por dar a conocer sus opiniones.

Pedro Ríos confirmó por su parte que la señora guatemalteca, de poco más de 20 años de edad, le dijo que huía con su hijo por la violencia en su país. La joven madre había cruzado la frontera mexicana por Tapachula.

“Se veía que la señora tenía mucho miedo de que la fueran a regresar a Guatemala”, explicó el dirigente de derechos humanos.

Pedro Ríos informó que esta es la tercera vez que ha visto que grupos de migrantes saltan la barda por el mismo tramo de frontera en lo que ha documentado l construcción de los prototipos.

Antes de esas tres ocasiones, dijo, una familia --una madre, un padre y un hijo--, había pasado a San Diego por ahí mismo y como los filmó un canal de televisión nacional estadunidense, se originó una polémica entre grupos antiinmigrantes y el caso terminó en que las autoridades mexicanas eliminaron los pequeños montículos de tierra que había junto a la barda, a los que subían reporteros y curiosos a tomar fotos.

Pero aunque quitaron esos montículos, el cruce de personas que buscan asilo continúa.

“Creo que esto demuestra que los muros no van a detener la migración, porque se trata de personas que buscan mejorar sus vidas o salvar sus vidas, como es el caso de la señora de Guatemala que encontramos hoy”, dijo Pedro Ríos.

Dijo temer sin embargo que las condiciones que enfrenten las personas que intenten cruzar serán más peligrosas.

Mark Lane comentó por su parte que a la señora y su pequeño les ayudaron a subir por el muro de metal y luego saltaron los hombres jóvenes, pero uno mayor, sin el montículo, no podía subir la muro y le ayudó una pareja de mexicanos, una mujer y un hombre ,que pasaban por ahí.

Fue ese hombre mayor quien les dijo que venían de la India.

Apenas cruzaron, fueron detenidos por los patrulleros que estaban en v