El Latino San Diego
10:47 a.m., 12/11/2017 | 73°

Trabajan en Mural, estudiantes del Instituto de Barrio Logan, EHC y miembros de esa comunidad


Horacio Renteria | 11/30/2017, 9:46 a.m.
Trabajan en Mural, estudiantes del Instituto de Barrio Logan, EHC y miembros de esa comunidad
Jorge González, Organizador Comunitario de EHC, en Barrio Logan. Foto: Horacio Rentería/El Latino SD. |

SAN DIEGO.- Francisco Martínez, más conocido afectivamente como Panchito, es un estudiante latino de la carrera de Filosofía y Liderazgo de San Diego State University y voluntario en el Barrio Logan College Instituto, BLCI, (Colegio-Instituto de Barrio Logan).

Francisco con otros nueve estudiantes de BLCI se han unido en un ambicioso pero trascendental proyecto con Enviromental Health Coalition, (EHC) y Chicano Park Steering Committe (Comité Directivo del Parque Chicano) y miembros de la comunidad de Barrio Logan.

El objetivo, según sus propias palabras: “el proyecto en el que estamos trabajando comunidad, residentes , familias y estudiantes, es para poder crear una imagen de este parque histórico que nos dé esperanza y ánimo de seguir luchando”.

“Y es que aunque yo vivía a una cuadra, no sabía mucho de lo que estaba pasando en esta comunidad, lo que significaba y cuánto había luchado la gente para que tuviéramos este Parque”, indicó.

El joven señaló que aunque “la Educación es importante para mí, en la primaria y secundaria (los profesores) no nos hablaban sobre la historia de nuestra cultura; nos hablaban sobre Cristóbal Colón , sobre el Presidente, pero nada que nos conectara con nuestra historia y nuestra comunidad”.

“Dejar una marca en la historia”

Como Francisco, Jorge González, coordinador del proyecto y Organizador Comunitario de Barrio Logan para EHC, coincide en lo que hacen en BLCI, “es muy rico, porque los jóvenes (estudiantes) tienen un currículo cada año donde aprenden sobre Chicano Park, observan un documental y es una oportunidad para ellos de poder tocar las paredes, pintar y dejar una marca para la historia”.

Recuerda asimismo que “el interés de crear un Mural Comunitario surge porque empezamos a trabajar en el Jardín Medicinal y la idea inicial comienza con un diálogo en el que participan EHC y BLCI.

Dijo que pese a que el proyecto podría considerarse como muy complejo y ambicioso, “la idea era trabajar juntos para poder visualizar un parque en Perkins (Elementary School)”, localizado sobre la Main en Barrio Logan, “la cual no tiene un área verde para los niños, y es una escuela que lleva más de 50 años en esa comunidad”.

Afirmó que por ello, el Distrito Escolar Unificado de San Diego se encuentra a punto de cerrar la compra de una propiedad enfrente del centro escolar, ampliando las instalaciones; se va a reconstruir, y quisiéramos que los jóvenes y los padres sean los arquitectos de este nuevo diseño”.

González agregó que “en diálogo con BLCI, empezamos a hablar de un Mural que (exprese) la misión que tiene el Instituto de Barrio Logan para los jóvenes, que es un programa después de escuela, así como la Coalición de Salud Ambiental, que ya lleva 37 años en esta comunidad”.

Mensaje de esperanza y de regreso a la naturaleza

Indicó que en síntesis el Mural comunitario reflejaría “nuestras inquietudes, nuestros sueños y las posibilidades; y no tanto enfocarnos en el problema, y aunque también va a estar reflejado porque es parte de lo que hacemos, el objetivo principal es la esperanza, lo que hay que ver hacia enfrente y lo que hay que mirar atrás, para poder estar muy arraigado en el presente”.