El Latino San Diego
11:34 a.m., 12/12/2017 | 76°

Salud Intestinal y Estado de Animo


Tu Mejor Ser

Maru Davila | 10/5/2017, 1:39 p.m.

Existe una fuerte asociación entre la salud intestinal, la función cerebral y el estado de ánimo. Es sabido que el estrés puede afectar el sistema digestivo. Lo que no es tan conocido es que los problemas en el sistema digestivo también pueden afectar negativamente al cerebro, causando ansiedad y depresión.

Ciertas investigaciones recientes sugieren que la forma en que el sistema digestivo evoluciona en los primeros años de vida puede influir en la salud del cerebro y su comportamiento en el futuro. Cuando el sistema digestivo tiene una flora intestinal saludable, esto influirá positivamente en las neuronas involucradas en el cerebro. Cuando existe un desbalance en la flora intestinal, donde la cantidad de bacterias dañinas sobrepasa a las bacterias benéficas, aumenta la probabilidad de sufrir ansiedad y depresión más adelante en la vida.

Un sistema digestivo no saludable provoca inflamación sistémica crónica, y en muchos casos la autoinmunidad, que es cuando el cuerpo se auto ataca a sí mismo. La inflamación es la causa principal de la mayoría de las enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, demencia y enfermedades autoinmunes. La inflamación también está altamente asociada con los trastornos del estado de ánimo como la depresión y la ansiedad. Adicionalmente, cuando el sistema digestivo está inflamado, aumenta la sensibilidad del cuerpo al estrés. Es decir, el cuerpo se vuelve menos resistente a las situaciones que causan estrés, lo cual aumentará aún más la inflamación, generándose un ciclo dañino. Con menor salud intestinal, mayor inflamación, menor resistencia al estrés, mayor inflamación, peor salud intestinal, etc.

Sabiendo esto, debemos de asegurar un sistema digestivo saludable si queremos optimizar la función cerebral y la salud mental. En un estudio reciente se vio que reducir la inflamación en las nuevas mamás podría ayudar a prevenir los síntomas de la depresión posparto. Cuando yo iba a tener a mi hija, me avisaron sobre la posibilidad de depresión posparto pero nunca me sugirieron reducir la inflamación interna o cómo lograrlo. A las 6 semanas de haber nacido mi hija, tuve una caída de depresión muy fuerte y tuve que usar medicinas para sobrepasarla.

Mejora la salud intestinal y el estado de ánimo con una dieta enfocada en proteínas, vegetales, frutas y grasas saludables. Elimina los alimentos inflamatorios: azúcar, lácteos, alimentos procesados, grasas no saludables. Estps provocan inflamación interna y trastornan el balance bacteriano. El uso de probióticos puede ayudar también con el estado de ánimo e influir significativamente en la respuesta del cuerpo al estrés. Una dieta sana y el uso de probióticos también mejorarán la respuesta del sistema inmunológico y la inflamación, mejorando tu salud.

Si quieres recetas mexicanas para bajar de peso, visítanos en www.FlacaForever.com. Maru es Fundadora de Flaca Forever® y creadora de programas efectivos para bajar de peso, mejorar la salud y ser más feliz.