El Latino San Diego
7:37 p.m., 11/22/2017 | 78°

Tatuajes y camas de bronceado, muy malos para la salud; en promedio, cada hora muere por cáncer de piel una persona en los Estados Unidos


Michelle Salazar | 10/19/2017, 3:10 p.m.
Tatuajes y camas de bronceado, muy malos para la salud; en promedio, cada hora muere por cáncer de piel una persona en los Estados Unidos
Melanoma es el tipo más serio de cáncer de piel y afecta tanto a mujeres como a hombres. Foto: El confidencial. |

SAN DIEGO.- Contrario a lo que mucha gente piensa, la población hispana es más propensa a contraer algún tipo de cáncer de piel que otros grupos étnicos de piel más blanca. Esto se debe a la falta de educación, protección y cuidado.

Regularmente esta comunidad cree que por tener la piel más oscura, en comparación con los anglosajones, están más protegidos. Sin embargo, tienen el mismo riesgo que cualquier raza.

A los hispanos les gusta realizar actividades al aire libre, como ir a la playa, y exponerse más al sol. “Y la falta de usar un protector solar y ropa adecuada, aumenta por mucho la probabilidad de que padezcan cáncer en la piel”, dijo en entrevista para El Latino la dermatóloga afiliada al hospital Sharp en Grossmont, Mona Mofid.

Según las estadísticas, más del 43 por ciento de hispanos nunca o rara vez han usado protector solar. En Estados Unidos una persona muere cada hora por cáncer en la piel. Y casi el 90 por ciento de mujeres latinas nunca han hablado con su doctor sobre melanoma.

Melanoma es el tipo más serio de cáncer de piel y lo padecen mujeres y hombres. El primer signo es un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar. La mayoría de los melanomas tienen un área negra o negra azulada. Puede aparecer también como un lunar nuevo.

La dermatóloga señala que los tatuajes se han convertido en un factor de riesgo grave entre los hispanos debido su exposición a la intemperie.

El 40 por ciento de las personas menores de 40 años en Estados Unidos usa alguna forma de tatuaje y el porcentaje llega al 60 por ciento en el caso de la nueva generación o millenials, dice Mofid.

“Tuve el caso de un muchacho que falleció de cáncer en piel porque tenía un tatuaje en la espalada, nunca se lo veía y le empezó a sangrar por tanta exposición al sol”, comenta.

Los tatuajes detrás de la pierna son comunes en las mujeres e igualmente rara vez lo observan.

Otro factor de riesgo son las camas de bronceado. “Son 100 por ciento más peligrosas que el sol”, enfatiza la doctora. Una sola sesión aumenta 70 por ciento la probabilidad de contraer cáncer.

En Estados Unidos es típico que las niñas menores de 18 años usen una de esas camas de bronceado antes de sus graduaciones, vacaciones, etc. El grupo de mayor riesgo de padecer melanoma es de los 18 a los 29 años de edad.

Sin embargo, a cualquier edad y sin importar a qué tipo de raza se pertenezca, es probable contraer cáncer en la piel. Mona Mofid agregó que la paciente más joven que ha tenido fue una niña de cuatro años.

Las recomendaciones para evitar problemas de salud en la piel son el uso de protector solar, sombreros o paraguas y ropa adecuada, así como evitar exponerse al sol durante mucho tiempo y más si tiene tatuajes. Además, sustituir las camas bronceadoras por maquillaje.

Es muy importante estar atento a cualquier indicio sospechoso en la piel, en especial a los cambios de coloración.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com