El Latino San Diego
5:27 p.m., 11/22/2017 | 78°

El Tejido Terapéutico como camino hacia la Salud Perfecta


Maria del Pilar Neira Neira | 10/26/2017, 12:09 p.m.
El Tejido Terapéutico como camino hacia  la Salud Perfecta

En los últimos tiempos se habla de que la salud perfecta se logra con el restablecimiento de la armonía y en el equilibrio de las relaciones de nuestros sentidos con el entorno. El viaje hacía la salud perfecta incluye conceptos como olvidar, recordar, despertar, establecer, autorrealización e iluminación. Creer que estos conceptos se van desarrollando uno a uno y de manera progresiva es alimentar la idea de separación e ilusión donde surgen preguntas como: quién soy yo? ¿Para qué estoy aquí? ¿qué he olvidado? ¿Qué debo recordar?, ¿hacia qué despertar? ¿Qué metas debo proyectar? y en ¿dónde? ¿Cómo llegar a la autorrealización? ¿Para qué la iluminación.

Las prácticas ancestrales nos han enseñado los beneficios que tiene el acercamiento y relación directa con nuestra madre naturaleza, allí la armonía se manifiesta de manera única y auténtica, en este sentido la armonía es experimentada como una perfecta relación entre la Naturaleza y nuestro Ser. Así es como de la oveja viene la lana y del arból la madera que servirá luego para tallar las agujas, dos elementos esenciales para que el hombre se conecte así mismo por medio de ellos, elevando su potencial y activando su Ser dentro de un proceso biológico integrado y dirigido a desarrollar y mantener la cadena de vida. El arte de Tejer es entrelazar emociones sensaciones, es evocar un pasado pero también es soñar un futuro, es albergar la esperanza y disfrutar de la belleza. Los colores, las texturas, las formas se conjugan y constituyen un entramado de vida donde en cada puntada en cada proceso de creación queda plasmada la huella del instante donde el cuerpo, la mente, el alma y el espíritu se unen en una sola lazada formando la red que sostiene el camino hacia la iluminación. Si se reconoce a los sentimientos, emociones y pensamientos como las fibras que han de ser hiladas y preparadas para que las agujas ordenen y dispongan armónicamente los diseños anhelados de nuestro existir entonces estaremos preparados para tejernos, para urdir desde nuestro ser auténtico nuestra Gran Obra.

La humanidad en su proceso de evolución se olvida de su propia naturaleza como espíritu y se reafirma cada vez más en la complacencia de los sentidos evitando el dolor y el sufrimiento y buscando perpetuar el placer. El olvido es la manifestación de la separación de nuestra verdadera naturaleza con Dios y es la manifestación de la enfermedad y la no armonía. El cuerpo es la vasija que recibe los efectos del olvido a través de las inadecuadas percepciones de nuestros sentidos promovemos el dolor y el sufrimiento y nuestra mente se llena de infelicidad, depresión, tristeza y ansiedad.

Cuando el cuerpo reacciona de manera efectiva a esta manifestación de enfermedad y empieza a buscar cambios significativos, la mente lo sigue y comienza a generarse un despertar de la conciencia donde el tejido terapéutico sirve de vehículo para alcanzar la paz mental y así producirse el recuerdo de nuestra verdadera naturaleza como espíritu. Cuando la persona comienza su proceso de recuerdo se hace dueña de sus sentidos y empieza a explotar su potencial en beneficio de la armonía, la salud perfecta y el bienestar. La curación es el proceso de retorno a la armonía a través del tejido terapéutico y con ella se emprende el camino a la auto-realización donde el individuo es capaz de reconocer lo que sus sentidos necesitan tomar del exterior para mantener un estado de salud y armonía en perfecto equilibrio, la persona se siente única y en completa comunión con el resto.

En este proceso de apropiarse de su naturaleza a través del Tejido Terapéutico, el individuo se reafirma en un estilo de vida que le permita mantener una rutina de buenas prácticas de salud que incluye entre numerosas posibilidades la oportunidad de manifestarse con el arte de tejer. Solo nuestras propias fibras y nuestras decisiones representadas por las agujas nos mostraran el horizonte por donde nuestra Alma transitara en completa armonía.

Crear un estilo de vida y mantenerlo es un trabajo de paciencia donde está a prueba nuestro deseo de experimentar la creación y de re-aprender sobre nosotros mismos como espíritu. Retornar, siempre será el viaje del alma para encontrar el camino hacia Dios. La práctica del Tejido Terapéutico nos garantiza la conexión con nuestro verdadero camino.

Maria del Pilar Neira Neira

Terapéuta Holística