Activa a los 95 a punto de convertirse en centenaria, Ilaria Cruz se ejercita tras recuperase de una enfermedad pulmonar


Michelle Salazar | 4/5/2018, 12:54 p.m.
Activa a los 95 a punto de convertirse en centenaria, Ilaria Cruz se ejercita tras recuperase de una enfermedad pulmonar
Doña Ilaria Cruz se mantiene llena de vitalidad a los 95 años de edad. Foto: Sharp.com. |

SAN DIEGO.- A sus noventa y cinco años de edad la señora Ilaria Cruz le sonríe a la vida gracias a un tratamiento médico que le permitió superar un padecimiento que le obstruía los pulmones dificultándole la respiración.

Puede pensar que alguien que se acerca a los 100 años se lo estaría tomando con calma, pero no doña Ilaria.

Ella vive un estilo de vida activo: trabaja dos veces a la semana; dedica tiempo a sus 15 nietos, 25 bisnietos y 10 tataranietos; y disfruta de la jardinería, la costura y el ganchillo.

Cruz no siempre ha estado activa y con buena salud. En 2007, comenzó a experimentar dificultad para respirar. Su médico de atención primaria le diagnosticó una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una enfermedad pulmonar progresiva que dificulta la respiración.

“Mi médico me remitió al Programa de rehabilitación pulmonar en Sharp Memorial Hospital”, dice Cruz. “Dijo que iba a participar en un plan de ejercicios supervisado, aprender técnicas para mejorar la forma en que realizo las actividades diarias y tener la oportunidad de asistir a reuniones educativas y grupos de apoyo”.

El programa se recomienda para personas con afecciones pulmonares comunes que causan dificultad para respirar, como EPOC y otros trastornos respiratorios. Los pacientes que participan en el programa pueden reducir los síntomas de su enfermedad, disminuir su ansiedad y mejorar su calidad de vida.

Los pacientes comienzan con una evaluación de salud integral para crear el plan de atención más efectivo. Después de la evaluación, los pacientes trabajarán con sus especialistas para establecer objetivos significativos y personalizados. Los participantes cuentan con el apoyo de médicos, enfermeras, terapeutas respiratorios, fisioterapeutas, dietistas registrados y trabajadores sociales durante todo el programa.

Cruz asistió a sesiones de rehabilitación dos veces por semana durante ocho semanas. Cuando finalizó su programa inicial, Cruz decidió continuar con la rehabilitación pulmonar para las sesiones de ejercicios supervisados y las reuniones educativas y grupales.

Cuando Cruz llegó por primera vez a la rehabilitación pulmonar, todo lo que quería hacer era respirar mejor para poder viajar a Europa con sus hijas. Con la ayuda de la rehabilitación pulmonar, pudo ir de viaje y hacer recuerdos con su familia.

“He estado asistiendo a rehabilitación pulmonar durante casi 11 años, y no planeo dejarlo pronto”, dice Cruz. “El programa me ayudó a mejorar mi dificultad para respirar, y me mantiene activa e independiente”.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com.