Indecisos, funcionarios del Condado de SD respecto a las ciudades santuario


Horacio Renteria | 4/5/2018, 11:52 a.m.
Indecisos, funcionarios del Condado de SD respecto a las ciudades santuario
Miembros del Cabildo de Chula Vista durante el debate público sobre el tema de las Ciudades Santuario. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino SD. |

SAN DIEGO.- El tema de las ciudades y estados santuario volvió a recobrar interés, luego de que algunos miembros de la Junta de Supervisores del Condado de San Diego afirmaran que podrían apoyar la demanda presentada por la Administración Trump en contra de las mismas.

Como es sabido, la demanda interpuesta por el gobierno federal busca derrocar la Ley del Senado SB 54, aprobada por la legislatura de California, y que prohíbe que las corporaciones policiacas estatales y locales colaboren con autoridades de inmigración para deportar a indocumentados.

Sin embargo fue el Jefe de la Oficina del Sheriff de San Diego, William “Bil” Gore, quien dijo que el Condado de San Diego debería “permanecer al margen” de actuar como oficiales de inmigración.

Al respecto, Lilian Serrano, Presidenta del Consorcio de Derechos Inmigrantes de San Diego (SDIRC) y representante de la Comunidad en la organización Alianza Comunitaria, consideró que los Supervisores del Condado debieran escuchar el consejo de Gore.

“Los líderes del condado y de otros municipios locales que estén considerando acciones similares, deben escuchar al Sheriff Gore y sus comunidades y mantenerse al margen de este juicio equivocado que amenaza con dividir a las familias y erosionar la confianza entre nuestras comunidades y los oficiales encargados de aplicar las leyes”, dijo.

“San Diego es un lugar acogedor porque entendemos que los inmigrantes son miembros valiosos y productivos de nuestra comunidad. Para la Junta de Supervisores del Condado incluso considerar adherirse a las políticas de odio de esta administración en un lugar tan diverso como San Diego es completamente inaceptable y está fuera de sincronía con el sentimiento en nuestra vibrante región”, agregó la activista.

Y concluyó: “Al final del día, si los agentes de ICE o de la Patrulla Fronteriza quieren arrestar y deportar a los inmigrantes, deben obtener una orden, al igual que todas las demás agencias encargadas de hacer cumplir la ley. Eso es lo que dice la Cuarta Enmienda. No deberían estar obligando a las fuerzas del orden locales a actuar en su nombre a expensas de la seguridad de todos".

Cabe recordar que durante la primera quincena de marzo de este año, en su visita a San Diego, el Presidente Donald Trump calificó el trabajo del gobernador de California, Jerry Brown, como “terrible” por apoyar a las ciudades Santuario, con lo que California, dijo entonces, “es ahora el mejor amigo de los criminales”.

El tema de las ciudades santuario en el condado de San Diego, sin embargo, no es nuevo pues durante el gobierno del ex alcalde de National City, Nick Inzunza, apoyó una ordenanza para convertir a esa ciudad como “Santuario de Inmigrantes”, aunque ello no duró más de 10 meses, pues su sucesor y actual alcalde, Ron Morrison, desconoció el acuerdo y dio marcha atrás.

En Chula Vista, por su parte, el Cabildo abrió un debate público sobre el tema, concluyendo que esta ciudad da la bienvenida a los inmigrantes (Ciudad Amigable a Inmigrantes), pero rechazó la idea de ciudad santuario, mientras el alcalde de Escondido, Sam Abed, se opone a esta última.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com