“No lo pagarán contribuyentes” el plan de San Diego Soccer; el de SDSU West sí, afirma hijo de prominente miembro de este grupo


Horacio Renteria | 4/5/2018, 1:12 p.m.
“No lo pagarán  contribuyentes” el plan de San Diego Soccer; el de SDSU West sí, afirma hijo de prominente miembro de este grupo
La regidora Barbra Bry simpatizante del proyecto SDSU West, cuando fue dado a conocer el levantamiento de firmas, pero falta conocer la postura de la nueva Presidenta de SDSU, Adela de La Torre. Foto-Cortesía. |

NATIONAL CITY.- Luego de señalar que el plan de San Diego Soccer no es sólo en el aspecto deportivo, sino de generar “una nueva vida al área de Mission Valley”, Andy Altman, miembro de esa organización e hijo de Steve Altman, uno de los prominentes propietarios del grupo, dejó claro: el proyecto conocido como San Diego State West no es de la Universidad sino de grupos de Desarrolladores”.

Acompañado de Héctor Corona, un Educador y simpatizante del proyecto San Diego Soccer, Altman dijo de entrada que busca aclarar dudas y confusión que existe en el público.

En primer lugar, dijo en entrevista con El Latino, ambos proyectos –que son impulsados por desarrolladores privados- hay grandes diferencias:

“Soccer City no representará ningún cargo al dinero de los contribuyentes (taxpayers), el proyecto de los desarrolladores SDSU West sí va a costarles”:, afirmó categórico.

Otra notable diferencia entre ambos proyectos, dijo, es que Soccer City va a traer un equipo profesional a San Diego y ellos dicen que también van a construir un estadio para fútbol sóccer, pero no es así porque los derechos los tienen los inversionistas de la MLS”.

La MLS los esperará, indican

Agregó en este sentido que en el verano del año pasado cuando la mayoría de los regidores de San Diego votaron a favor de que la decisión la tomaran los votantes durante las elecciones generales del 6 noviembre de este año, la MLS anticipó que seleccionaría 3 nuevos equipos, pero al pedirle el grupo de Soccer City que los esperara, accedió pues su Presidente, Mark Abbot, ha expresado mucho interés en el proyecto.

Altman afirmó asimismo que el propio Director Atlético y el Vicepresidente de Bienes Raíces de SDSU reconocieron que no requieren de un terreno, pues tienen suficiente tierra y no necesitan hacer su universidad más grande, sino de un estadio en donde jueguen sus equipos), pues SDSU gasta anualmente $7 millones por no tener uno. Por lo tanto, expresó, el proyecto no cuenta con un plan sobre uso del suelo.

Una cosa quiso dejar claro el entrevistado: el proyecto SDSU West no es de la Universidad y su comunidad, sino que fue elaborado y en beneficio de los desarrolladores.

¿Nombres?

Al pedirle que diera algunos nombres de los mismos, no vaciló en ofrecerlos: Grupo Empresarial Sadberry Properties (Propiedad de Tom Sadberry), H.G. Fenton y Parego, entre otros.

En este punto, intervino Héctor Corona para indicar que los promotores del proyecto son en realidad inversionistas de bienes raíces de Mission Valley, no miembros de la comunidad de SDSU y sólo buscan incrementar sus propiedades de bienes raíces.

Andy Altman comparó que mientras el proyecto del Grupo San Diego Soccer se contiene en un legajo de más de 2 mil páginas y se ha trabajado a conciencia en el cumplimiento de la normatividad establecida en el plan de manifiesto ambiental conocido como CEQA (California Enviromental Quality Act), el de los desarrolladores de SDSU West se contiene en 14 páginas y fue desarollado ‘al vapor’.

Detalles del proyecto