Programa para adictos, enfoque en pacientes ambulatorios, embarazadas, madres y adolescentes


Michelle Salazar | 2/8/2018, 11 a.m.
Programa para adictos, enfoque en pacientes ambulatorios, embarazadas, madres y adolescentes
North County Serenity House inauguró su nuevo programa de tratamiento de trastornos por el uso de sustancias para pacientes ambulatorios en Oceanside. Foto: NCSH. |

SAN DIEGO.- North County Serenity House puso en marcha su nuevo programa de tratamiento de trastornos por el uso de sustancias para pacientes ambulatorios en Oceanside.

Con capacidad para ayudar hasta 70 pacientes, el programa es único en su tipo en la región para mujeres embarazadas y madres, incluidos adolescentes.

“La necesidad de opciones de tratamiento más sólidas en todo el condado de San Diego se refleja en el creciente número de sobredosis de drogas”, dijo April Wilson, vicepresidente de salud del comportamiento de HealthRIGHT 360 para el sur de California.

Wilson explicó que los últimos datos disponibles muestran que en en San Diego la tasa de muerte por sobredosis de opioides es de 13 por cada cien mil personas, 78 por ciento más que en Los Ángeles.

HealthRIGHT 360, uno de los proveedores de atención médica más grandes de la comunidad en California, es conocido por sus programas integrados que les permiten a los clientes ser proactivos en su propia recuperación.

Los participantes del programa NCSH tienen la flexibilidad de crear su propio camino hacia la recuperación a través de servicios informativos que proporciona la institución.

La directora del programa en North County Serenity House, Andrea Kinley, dijo que este nuevo programa puede ayudar a las personas a liberarse de la adicción convirtiéndose en un socio de su propia recuperación.

“Las mujeres embarazadas y madres en recuperación tienen una experiencia de vida única. Se enfrentan a diferentes desafíos y tienen diferentes motivaciones. Para tener éxito, necesitan un equipo que entienda su experiencia”, agregó.

Los servicios proporcionados por el programa están basados en evidencias e incluyen terapia individual, entrenamiento para padres, soporte de preparación vocacional, desarrollo de habilidades relacionales, grupos de desarrollo emocional y grupos de autoeficacia y empoderamiento, junto con guardería y un laboratorio de computación.

Michelle Salazar