Aumentan advertencias en escuelas del condado de SD, tras la reciente tragedia ocurrida en Florida


Horacio Renteria | 3/22/2018, 10:29 a.m.
Aumentan advertencias en escuelas del condado de SD, tras la reciente tragedia ocurrida en Florida
Estudiantes se manifestaron contra la proliferación y falta de control de armas de fuego en las escuelas. Foto-Cortesía NBC News. |

SAN DIEGO.- Las llamadas de ‘amenaza’ en escuelas tras la tragedia ocurrida el 14 de febrero en Marjory Stoneman Douglas High, de Parkland, Florida y que dejó como saldo 17 personas sin vida, han aumentado en planteles del condado de San Diego y mantienen en alerta a las corporaciones policiacas.

De manera frecuente se recibe alguna llamada telefónica o un correo electrónico en alguna escuela del condado de San Diego y desafortunadamente comienza a hacerse costumbre.

La más reciente fue la recibida en Lincoln High School, el viernes 16 de marzo, y justamente un día antes (el jueves 15) se reportó una similar en la escuela secundaria Rincon Middle School, declarando ese día, la suspension de clases en el plantel al que acuden 1,200 estudiantes.

PIDE COLABORACION PARA ATENDER ALERTAS

Durante un foro comunitario realizado la primera quincena de marzo y organizado en el auditorio de Chula Vista High School, el Capitán Vern Salle, del CVPD, afirmó: “Tomamos todas las amenazas en serio; hemos tenido un aumento en las amenazas escolares desde Parkland” (La más reciente tragedia ocurrida en una escuela de Florida).

Consideró que ninguna amenaza escolar debe dejar de atenderse, aunque pudiera ser –o parecer- falsa, aunque reconoció, que debido a la crisis económica, en la corporación existe escasez de agentes de policía, pues solamente se cuenta con 8 oficiales de recursos escolares para 61 escuelas que existen en Chula Vista.

Sin embargo, Vern Salle solicitó el apoyo de los miembros de la comunidad y la colaboración de los padres de familia, maestros y alumnos para hacer frente, con éxito, a este desafío, que se coincidió durante el foro comunitario, es responsabilidad de todos.

Dio a conocer en este sentido, no obstante, que frente a la escasez de agentes policiacos, el CVPD dispone de una nueva aplicación conocida como P3 Tips que hace posible que los estudiantes, padres de familia y maestros avisen al departamento de policía sobre eventuales delitos y amenazas que pudieran presentarse.

ESCALOFRIANTE CIFRA

Es escalofriante la cifra de balaceras ocurridas en planteles escolares de Estados Unidos, pero en la mayoría de los incidentes se observa la facilidad con la que los agresores adquirieron las armas de fuego, sin que los padres o familiares tuvieran control sobre las mismas.

Los ejemplos sobran pero baste citar el del niño Dedrick Owens, de apenas 6 años, residente de la comunidad de Mount Morris, Michigan y quien el 29 de febrero del año 2000 “robó el arma de su tío, una pistola calibre 0.32; la llevó a la Escuela Primaria Buell y la utilizó para disparar y matar a su compañera Kayla Rolland de 6 años, pero debido a su corta edad fue declarado inimputable del crimen”.

FACILIDAD PARA ADQUIRIR ARMAS

Otro hecho que pone claramente de manifiesto no sólo la facilidad con la que los niños y adolecentes adquieren armas de fuego, sino el calibre de las mismas, se refleja en el conocido y tristemente recordado caso de los ex estudiantes de la escuela secundaria Colubine, Eric Harris (18 años de edad) y Dylan Klebold (de 17), quien el 20 de abril de 1999, mataron a balazos a 12 estudiantes e hirieron a 21 y un profesor. ¡Pero lo más terrorífico fue el tipo de armas que emplearon para cometer los crímenes: Una carabina y una escopeta!.