Podría mejorarse, la respuesta del Condado a situaciones de emergencia como el brote de hepatitis A


Michelle Salazar | 5/24/2018, 11:17 a.m.
Podría mejorarse, la respuesta del Condado a situaciones de emergencia como el brote de hepatitis A
Una enfermera del Condado vacuna a una persona en situación de calle en un esfuerzo para detener el brote de hepatitis A. Foto: countynewscenter.com. |

SAN DIEGO.- La campaña para detener el brote de hepatitis A que golpeó severamente al condado funcionó bien pero podría ser mejorado, reconocieron las autoridades.

El Condado de San Diego dio a conocer un “Informe de Acción Posterior” que resume la respuesta de las autoridades al brote de hepatitis A, sin precedentes, que comenzó a principios de marzo de 2017.

El propósito de un informe posterior a la acción es una autoevaluación para documentar la respuesta de una agencia después de una emergencia.

Este “Informe sobre la epidemia de hepatitis A después de la acción” analiza la respuesta del Condado a la emergencia de salud local y las medidas tomadas durante el brote para evaluar qué funcionó bien, que podría mejorarse y un plan para realizar las mejoras recomendadas.

Entre las 21 recomendaciones en el informe destacan las siguientes:

  • Mejorar el uso de una estructura de comando de incidentes para coordinar las acciones regionales, incluida la convocatoria de un grupo de líderes ejecutivos regionales y del condado de las áreas afectadas que se reúne regularmente.

  • Asegurar que más personal del Condado que normalmente no está asignado a situaciones de emergencia está capacitado para que pueda ser utilizado para emergencias de salud pública a gran escala, de larga duración o únicas.

  • Trabajar con los proveedores de atención médica locales para garantizar que las personas que trabajan con personas sin hogar y usuarios de drogas reciban la vacuna contra el VHA y que todos los proveedores de atención médica ingresen las vacunas en el registro de vacunación.

-Educar a todos los internos de la cárcel del Condado sobre el riesgo de hepatitis A y animarlos a vacunarse.

El informe también destaca varios enfoques novedosos que fueron adoptados para combatir el brote, incluido el uso de equipos de apoyo.

Los equipos coordinaron a las enfermeras de salud pública de la Agencia de Servicios Humanos y Salud del Condado, con agentes de asistencia social sin hogar y oficiales de seguridad pública que fueron desplegados para proporcionar vacunas y educación en campamentos de personas sin hogar, áreas difíciles cerca de los cauces de ríos, en cañones y en lugares que brindan servicios a gente sin hogar.

Como se publicó oportunamente en El Latino, el 1 de septiembre de 2017 se declaró una emergencia local de salud pública que se mantuvo vigente hasta el 23 de enero de 2018.

A pesar de que se eliminó la declaración de emergencia, autoridades de salud locales continuarán trabajando con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades y el Departamento de Salud Pública de California para coordinar esfuerzos y controlar el brote.

El condado continuará con la campaña de vacunación contra la hepatitis A en centros de salud pública, cárceles, centros de detención, albergues y ubicaciones con personas de alto riesgo.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com