Por: Armando Caicedo

Para preservar la fe en nuestra clase política, deberíamos impulsar una nueva Enmienda a la Constitución:

Enmienda Número 28:

“Prohíbese a nuestros líderes, revolver: Sexo + Política + Internet”.

………………………

Está comprobado: cada vez que un político se improvisa de aprendiz de brujo, y le da por mezclar Sexo + Política + Internet, obtiene un puré -peligrosamente inestable- de consecuencias catastróficas.

El poder de esa mescolanza es devastador. Equivale a tomarme en ayunas un litro de “red bull”, al que le he adicionado: “esteroides anabólicos” y “uranio enriquecido”.

Ahí está el caso del representante Anthony Weiner, quien capturó con la cámara de su celular la imagen más protuberante de sus calzoncillos, y envió esa patética foto a una despistada dama, vía Internet.

Weiner logró -con apenas un “doble clic”- (un”clic” con su cámara y el otro “clic” en la tecla “send” ) avergonzar a su esposa, ridiculizar a su partido, arruinar su aspiración a la alcaldía de Nueva York y aliviar de la vergüenza pública al ex gobernador Arnold Schwarzenegger.

¿Aliviar a Schwarzenegger?

Sí. La persona más feliz con las fotos de Weiner es el mismo Schwarzenegger, pues el escándalo de infidelidad que el actor protagonizó con su empleada doméstica, ya no merece otro titular en la prensa.

¿A qué se pueden dedicar los políticos que protagonizan escándalos sexuales?

Se me ocurren estos diez comentarios:

  1. Weiner y Schwarzenegger pueden posar para la publicidad de alguna dieta con esteroides. Weiner aparece flacuchento mostrando el “antes” y Schwarzenegger -con su pinta de Hummer de doble tracción-… el “después”.

  2. Playboy podría ofrecerle a Schwarzenegger su doble página central para mostrar los atributos de su amante secreta. En compensación, “PlayGirl” le ofrece a Weiner una página equivalente para que exhiba –a tamaño real- su escuálido pecho pelado.

  3. La imagen “narizona” de los calzoncillos de Weiner – la podría aprovechar el fabricante de la prenda, para demostrar que su ropa interior resiste el uso, y hasta el abuso.

  4. Los partidos políticos podrían lanzar una campaña para recuperar la confianza de los electores. Utilizarían las fotos de Weiner en paños menores, bajo el titular: “Un honesto político no tiene nada que ocultar”.

  5. Esta es la oportunidad de demostrarle al mundo que en material de política y sexo, seguimos siendo una súper potencia. De paso, ponemos en evidencia que los escándalos sexuales en Italia son de ligas “menores”, practicados por un aficionado de apellido Berlusconi.

  6. La Asociación Americana de Sumo, estaría interesada en contratar a Weiner, para someterlo a una dieta de engorde y, así popularizar entre los tipos obesos en Estados Unidos, la lucha de sumo japonesa

  7. Una empresa de vitaminas podría contratar a Weiner como su portavoz, para que dé testimonio de lo que les puede pasar “a los niños flacuchentos que no se toman la sopa”.

  8. Grupos ambientalistas anunciaron que utilizarán la imagen de aquellos políticos envueltos en escándalos sexuales, para mostrarle al mundo los efectos perversos del “recalentamiento global”.

  9. ¡Qué hipócritas somos! Las estadísticas indican que cada día se envían dos mil quinientos millones de e-mails con contenido porno. ¿Por qué tanto interés sólo en los mensajes de Weiner?

  10. Y, para finalizar, los escritores de humor les rogamos a los políticos que por favor no interrumpan este tipo de escándalos… porque nos quedamos sin tema.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.