América Braceló

editor@ellatino.net

SAN DIEGO- Fines de mayo y el mes de junio son tradicionalmente el tiempo de las graduaciones, miles de estudiantes de diversas edades se ponen gustosos la toga y el virrete para asisitir a uno de los días más inolvidables en la vida académica.

Especialmente en este país las graduaciones son un motivo de orgullo pues es el reconocimiento a años de esfuerzo, que sirven para honrar y alentar a los graduados a seguir adelante con sus metas.

Así que desde el preescolar y el Zinder los pequeños son reconocidos porque van a comenzar su vida básica académica la cual culminar con la educación secundaria en algunos países conocida como preparatoria o high school, y posteriormente llegar al máximo fin terminando grados universitarios o educación profesional.

Las familias han hecho de las graduaciones un tiempo especial, pues representa una satisfacción ver alguno de sus miembros cumplir con sus metas y sueños, incluso para algunas familias mientras un joven culmina sus estudios de preparatoria, otro más pequeño se gradúa del kinder o del preescolar para comenzar un nueva vida académica.

Este es el caso de la familia Mora, ya que este año Abril de 18 años y Noha de 5 tuvieron sus celebraciones especiales en la escuela. Abril graduándose el pasado 26 de mayo de Orange Glen High School, y el pequeño Noha terminando con honores el jardín de niños en la escuela Oak Hill, ambas en Escondido.

“Mi graduación fue como yo esperaba, divertida y de gran satisfacción después de años de mucho trabajo y esfuerzo. Ahora hay que continuar con las metas de seguir con la educación profesional y cumplir con objetivos, yo quiero estudiar para ser cheff, y un día abrir un restaurante en la bahía del centro de San Diego”, dijo la joven graduada.

Abril Mora contó que ella es un ejemplo para sus hermanos y se siente orgullosa de aconsejarlos que nunca deben de rendirse y esforzarse y trabajar duro, además dijo que lo que más arraigado está en su memoria durante estos años son todos sus maestros, a muchos de ellos lo sigue frecuentando pues si mamá trabaja y es voluntaria en la escuela primaria donde ella y sus hermanos estudiaron, y ahora Noha está iniciando su vida escolar.

“Él ya está listo para el primer grado, se ve entusiasmado, estoy muy satisfecha pues salió con calificaciones muy altas y uno de los más adelantados de su clase, ya sabe leer y escribir, estoy realmente muy orgullosa de ver a mi hija mayor graduada y al pequeño Noha preparado para iniciar la primaria”, comentó Mónica Mora, madre de los graduados.

Para Noha este es el segundo año que alcanza une meta escolar, pues en el verano pasado celebró finalizar clases de preescolar, lo que le ayudó estar mejor preparado para el jardín de niños.

Dada la importancia que representa terminar las clases de preescolar el Escondido Community Child Development Center (ECCDC) llevo a cabo el pasado 9 de junio hermosas ceremonias de graduación de 93 pequeñitos.

“Es muy importante reforzar que el éxito escolar comienza con el aprendizaje a temprana edad. En nuestros centros preparamos a los niños para iniciar la escuela. Con satisfacción vemos que nuestros graduados tienen una vida académica exitosa”, comentó Patricia Cavanaugh, directora de ECCDC.

Por más de 36 años, miles de pequeños han recibido una atención de calidad, y educación temprana. ECCDC sirve a niños de 4 meses a 5 años en tres Centros de Desarrollo Infantil con más de 400 niños inscritos, apoya a 217 familias incluyendo: parejas o padres solteros que trabajan o estudian.

“Mi hijo Kevin Bravo se graduó de aquí al mismo tiempo que su hermana de high school hace siete años, y siempre ha estado en clases avanzadas. Hoy está en séptimo grado, y va a recibir un certificado del presidente Obama”, dijo Olivia Gijón, trabajadora de cocina en ECCDC.

Por su parte Joanna Valadez y Linda Chairez, ambas madres de pequeños graduados de esos centros dijeron que los niños salen muy bien preparados al cursar programas de aprendizaje temprano, y están felices de que sus hijos están listos para su nueva vida escolar.

“Aquí les enseñan cosas nuevas, hablar en inglés, números, letras, colores, escribir su nombre, y les explican lo que es la escuela, están listos para ir al kinder, no tienen miedo”, dijo Valadez.

Asimismo, Linda Chairez comentó que especialmente a su pequeño le ayudaron mucho, ya que es autista y el programa preescolar de ECCDC le sirvió para adquirir las bases del aprendizaje.

“Recomiendo a los papás que lleven a sus hijos al preescolar pues eso les ayuda a tener éxito en el futuro, están mejor preparadas que otros niños”, comentó.

Durante la graduación, la Junta de Directores de ECCDC realizó una ceremonia de dedicación a la educadora Ruth E. Clothier, en su memoria cambiaron a su nombre el centro de la avenida Lincoln, y se creó en honor a su contribución con la educación temprana Genesis Foundation, para recaudar fondos para capacitación de maestros.

El día de la graduación cientos de familias llegaron a los tres centros donde se realizaron las graduaciones simultáneas, y los pequeños graduados con orgullo recibieron Diplomas de Preescolar, con sonrisas y entusiasmo demostraron estar listos para iniciar su vida escolar.

Mientras los pequeños graduados brincaron felices hacia su camino a la escuela, miles de estudiantes vistieron su toga y birrete para finalizar estudios al recibir sus títulos universitarios y profesionales.

Con gran inspiración para futuras generaciones, alumnos de todos los colegios comunitarios y campus de las universidades del Condado protagonizaron emotivas ceremonias llenos de orgullo y felicidad terminaron su preparación profesional para servir a su comunidad.

En todo el condado de San Diego aproximadamente 31.665 estudiantes se graduaron de high school en el periodo escolar 2009-10, según el Departamento de Educación de California. Y la población latina representa el 44 por ciento de toda la matricula en la región

“Esa es la información más reciente que tenemos, como no hubo crecimiento significativo en la matrícula, estimamos que alrededor de 31.600 estudiantes se están graduando este año, de ellos 13.700 son latinos”, dijo Jim Esterbrooks vocero de San Diego County Office of Education .

En tanto que UC San Diego tuvo 7.535 graduados en 11 ceremonias de graduación, incluyendo a los estudiantes que obtienen títulos de posgrado y títulos profesionales.