América Barceló

editor@ellatino.net

ESCONDIDO-Funcionarios de Escondido informaron que fueron localizados tres sitios urbanos de que pueden ser posibles alternativas para reubicar el Lienzo Charro de Escondido, que deberá ser desalojado el próximo año.

La búsqueda por reubicar al grupo ecuestre latino de Escondido no ha cedido, actualmente funcionarios informaron que hay tres propuestas de terrenos donde eventualmente se podría construir el Lienzo.

La comisión encargada de localizar los sitios alternativos está en pláticas con propietarios de los terrenos en Jesmond Deene Park al norte de Escondido, una enorme extensión de tierra del condado en San Pasqual y una arena en Walnut Grove Park en San Marcos.

La localización pone fin a meses de agitación sobre el destino de los Charros de Escondido que estuvieron ocupando terrenos propiedad de la ciudad con alquiler gratuito durante 39 años. Los funcionarios de la ciudad junto con representantes del grupo ecuestres se dieron a la tarea de localizar terrenos para reemplazar su actual hogar de 1.5 acres extensión de tierra ubicados en East Valley Parkway.

El año pasado el grupo de charros recibió una carta de desalojo por parte de la ciudad que tiene programado usar el sitio para que los ocupe su división de distribución de agua.

Cuando la ciudad dio a conocer este plan el año pasado, la noticia provocó protestas de grupos latinos, mismas que se intensificaron en marzo cuando la ciudad no renovó el contrato de uso de tierra en diciembre.

Olga Díaz regidora junto el vocero de los Charros, Ben Cueva, dijeron que el grupo se siente complacido de que haya tres posibles sitios para reubicarse, pero dijeron se enfrentan obstáculos, por lo que tienen que esperar para decir que sitio es el adecuado para que se continúen actividades de charrería.

Díaz mencionó que a ella y al regidor Joe Morisco les gustaría que el grupo se quede en el terreno de Jasmond Deen Park, ya que se encuentra dentro de la ciudad.

“A mi me encantaría que se queden ahí porque así podemos retener esta bonita tradición dentro de la ciudad y eso nos ayudaría para que la comunidad sepa que no estamos echando fuera a este grupo que por tantos años ha estado aportando cosas positivas a la comunidad”, dijo regidora.

La Concejal dijo este sería el sitio ideal, porque el parque rural está infrautilizado pues es utilizado algunas veces en temporadas de beisbol infantil por lo que ya tiene estacionamiento y baños, no se tendría que invertir tanto para instalar el lienzo.

Sin embargo, los charros prefieren ocupar el terreno de las inmediaciones de San Pascual, que es un terreno de muchos 12 acres que sería donado al grupo para realizar sus actividades ecuestres.

“El dueño quiere regalar los terrenos para los charros a cambio de una reducción de impuestos de propiedad, pero como estos terrenos están en los límites del Condado debemos esperar que aprueben el uso para la charrería”, comentó Díaz.

En tanto, Benjamín Cueva comentó que los 10 acres en San Pascual donados por un propietario privado, es de especial interés para los charros porque los terrenos serían para el uso exclusivo de sus rodeos mensuales.

“Nos encantaría que nos dieran esos terrenos, porque seríamos los dueños y ya nadie nos podría sacar de ahí, podríamos además convertirlo en un parque ecuestre compartirlo con otros grupos que realizan actividades con caballos, yo no sé porque no se nos han asignados estos terrenos pues son un regalo, espero que pronto el cabildo decida dárnoslo, y no tener que pelear por ellos”, dijo Cueva.

Las tres posibilidades para los Charros están siendo analizadas por los funcionarios municipales para saber los pros y los contras de cada uno.

Walnut Grove Park en San Marcos se enfrenta a la menor cantidad de problemas, ya que los eventos ecuestres ya se realizaron allí, pero Cueva dijo que dudaba que los Charros consideraría ese lugar porque no tiene las medidas apropiadas ni lo que se necesita para suertes de charrería.

El portavoz del grupo dijo que el sitio Jesmond Dene estaba en duda porque para uso de charros se debe modificar el plan maestro del parque, además podría enfrentar objeciones de los vecinos de la zona.

Aunque los terrenos de San Pascual parecerían ser los más apropiados hay algunos obstáculos como instalar entrada de agua en el sitio, nuevos caminos, cercas, alumbrado y la reclasificación del uso de la tierra por autoridades del condado.

Tanto Díaz como Cueva se sienten optimistas en que los terrenos de San Pascual sean otorgados a los charros para crear un nuevo parque ecuestre que sería de gran beneficios para la comunidad.

La regidora mencionó que el año próximo se deberá resolver este problema, por lo que el Lienzo de Escondido seguirá funcionando. Por su cuenta, Cueva dijo que los Charros planean tener un evento a finales del verano para recaudar fondos, en breve serán detalles del evento.

Hay tres sitios alternativos para que grupo ecuestre latino en Escondido se mude

América Barceló

editor@ellatino.net

ESCONDIDO-Funcionarios de Escondido informaron que fueron localizados tres sitios urbanos de que pueden ser posibles alternativas para reubicar el Lienzo Charro de Escondido, que deberá ser desalojado el próximo año.

La búsqueda por reubicar al grupo ecuestre latino de Escondido no ha cedido, actualmente funcionarios informaron que hay tres propuestas de terrenos donde eventualmente se podría construir el Lienzo.

La comisión encargada de localizar los sitios alternativos está en pláticas con propietarios de los terrenos en Jesmond Deene Park al norte de Escondido, una enorme extensión de tierra del condado en San Pasqual y una arena en Walnut Grove Park en San Marcos.

La localización pone fin a meses de agitación sobre el destino de los Charros de Escondido que estuvieron ocupando terrenos propiedad de la ciudad con alquiler gratuito durante 39 años. Los funcionarios de la ciudad junto con representantes del grupo ecuestres se dieron a la tarea de localizar terrenos para reemplazar su actual hogar de 1.5 acres extensión de tierra ubicados en East Valley Parkway.

El año pasado el grupo de charros recibió una carta de desalojo por parte de la ciudad que tiene programado usar el sitio para que los ocupe su división de distribución de agua.

Cuando la ciudad dio a conocer este plan el año pasado, la noticia provocó protestas de grupos latinos, mismas que se intensificaron en marzo cuando la ciudad no renovó el contrato de uso de tierra en diciembre.

Olga Díaz regidora junto el vocero de los Charros, Ben Cueva, dijeron que el grupo se siente complacido de que haya tres posibles sitios para reubicarse, pero dijeron se enfrentan obstáculos, por lo que tienen que esperar para decir que sitio es el adecuado para que se continúen actividades de charrería.

Díaz mencionó que a ella y al regidor Joe Morisco les gustaría que el grupo se quede en el terreno de Jasmond Deen Park, ya que se encuentra dentro de la ciudad.

“A mi me encantaría que se queden ahí porque así podemos retener esta bonita tradición dentro de la ciudad y eso nos ayudaría para que la comunidad sepa que no estamos echando fuera a este grupo que por tantos años ha estado aportando cosas positivas a la comunidad”, dijo regidora.

La Concejal dijo este sería el sitio ideal, porque el parque rural está infrautilizado pues es utilizado algunas veces en temporadas de beisbol infantil por lo que ya tiene estacionamiento y baños, no se tendría que invertir tanto para instalar el lienzo.

Sin embargo, los charros prefieren ocupar el terreno de las inmediaciones de San Pascual, que es un terreno de muchos 12 acres que sería donado al grupo para realizar sus actividades ecuestres.

“El dueño quiere regalar los terrenos para los charros a cambio de una reducción de impuestos de propiedad, pero como estos terrenos están en los límites del Condado debemos esperar que aprueben el uso para la charrería”, comentó Díaz.

En tanto, Benjamín Cueva comentó que los 10 acres en San Pascual donados por un propietario privado, es de especial interés para los charros porque los terrenos serían para el uso exclusivo de sus rodeos mensuales.

“Nos encantaría que nos dieran esos terrenos, porque seríamos los dueños y ya nadie nos podría sacar de ahí, podríamos además convertirlo en un parque ecuestre compartirlo con otros grupos que realizan actividades con caballos, yo no sé porque no se nos han asignados estos terrenos pues son un regalo, espero que pronto el cabildo decida dárnoslo, y no tener que pelear por ellos”, dijo Cueva.

Las tres posibilidades para los Charros están siendo analizadas por los funcionarios municipales para saber los pros y los contras de cada uno.

Walnut Grove Park en San Marcos se enfrenta a la menor cantidad de problemas, ya que los eventos ecuestres ya se realizaron allí, pero Cueva dijo que dudaba que los Charros consideraría ese lugar porque no tiene las medidas apropiadas ni lo que se necesita para suertes de charrería.

El portavoz del grupo dijo que el sitio Jesmond Dene estaba en duda porque para uso de charros se debe modificar el plan maestro del parque, además podría enfrentar objeciones de los vecinos de la zona.

Aunque los terrenos de San Pascual parecerían ser los más apropiados hay algunos obstáculos como instalar entrada de agua en el sitio, nuevos caminos, cercas, alumbrado y la reclasificación del uso de la tierra por autoridades del condado.

Tanto Díaz como Cueva se sienten optimistas en que los terrenos de San Pascual sean otorgados a los charros para crear un nuevo parque ecuestre que sería de gran beneficios para la comunidad.

La regidora mencionó que el año próximo se deberá resolver este problema, por lo que el Lienzo de Escondido seguirá funcionando. Por su cuenta, Cueva dijo que los Charros planean tener un evento a finales del verano para recaudar fondos, en breve serán detalles del evento.