Washington – Toyota anunció hoy que destinará un millón de dólares para promover entre familias hispanas y afroamericanas el uso del cinturón de seguridad ante el elevado número de fallecidos y lesionados por falta del uso; provoca en estos dos grupos.

El programa «Buckle Up for Life» ha sido desarrollado por el Hospital Infantil de Cincinnati y con la aportación de Toyota será expandido a las ciudades de Chicago, Denver y San Antonio en 2011 y 2012.

Las estadísticas señalan que los accidentes de automóvil son una de las principales causas de mortalidad entre hispanos y afroamericanos en Estados Unidos, debido a la mala instalación de asientos infantiles y el infrecuente uso de los cinturones de seguridad.

Según los datos de la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA por sus siglas en inglés), los niños hispanos tienen tres veces más posibilidades de morir en un accidente de automóvil que los niños caucásicos.

Así mismo, los accidentes de automóvil son la principal causa de muerte de los afroamericanos menores de 14 años y la segunda causa el grupo de edades de 15 a 34 años.

La falta de uso de los cinturones de seguridad es la principal causa de muertes accidentales para todos los afroamericanos mientras que los accidentes de automóvil son la principal causa de muerte entre los hispanos con edades comprendidas entre los 1 y los 44 años.

Patricia Pineda, vicepresidenta de Toyota para Filantropía Nacional, dijo que «‘Buckle Up for Life’ ha demostrado que es un modelo con éxito y sustentable para cumplir las apremiantes necesidades de la comunidad y Toyota está orgullosa de apoyar su expansión en todo el país».