Servicios El Latino

editor@ellatino.net

SAN DIEGO.- Las operaciones conocidas como “Delirio” y “Second Sole” llevó a la decena de arrestos de organizaciones a las que se les relaciona con carteles de la droga en México, en dos operativos diferentes.

El miércoles 22 de julio, agentes de la policía local, de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Explosivos y Armas de Fuego (TAF) de la Procuraduría de Distrito de San Diego, daban cuenta del arresto de 43 individuos, acusados de tráfico de armas y droga por la frontera México-Estados Unidos.

William R. Sherman, agente especial en funciones de la división en San Diego de U.S. Drug Enforcement Administration (DEA), confirmó el arresto de 24 personas y decomisó más de una decena de armas, más de 200 libras de metanfetamina (‘cristal’) y cerca de 200 libras de marihuana, una libra de cocaína y tres libras de heroína.

Entre los detenidos, se encuentran los mexicanos Francisco Saucedo, de 46 años e edad, Mayra Arroyo, de 24, y Roberto Buenrostro Durán, de 23, quienes negaron los cargos que se les imputan. La Agencia de Combate a las Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) indicó que la red de traficantes estaba transportando grandes cantidades de droga para distribuirla en el sureste de Estados Unidos.

“Cuando tu realizas arrestos de individuos como lo que se hizo en San Diego y lo empatas con las acciones contra organizaciones criminales que se están haciendo a nivel nacional, logras romper la entera cadena de distribución, desde los vendedores de las calles (menudistas) hasta los que operan en los niveles medios y más arriba con los líderes de la organización en México”, dijo el agente Sherman.

De acuerdo con el oficial de la DEA, “La Operación Delirio” tomó 15 meses de investigación, “siguiendo el rastro a organizaciones de tráfico de drogas mexicanas vinculadas a La Familia Michoacana”.

A los detenidos se les fijó un arraigo en tanto se profundizan las investigaciones y una fianza por 500 mil dólares.

A nivel nacional, se informó, se han arrestado a 1980 personas, se decomisaron $60 millones de dólares en efectivo, alrededor de 2 mil 770 libras de metanfetamina, cerca de 6 mil libras de cocaína, mil libras de heroína, 14 mil libras de marihuana y $3.8 millones en activos.