Rebecca Castrejón

Rebecca.castrejon@ellatino.net

Con la reciente muerte de Amy Winehouse recordamos a varios famosos que al cumplir los 27 años cayeron en las manos de las drogas. Amy Winehouse, la más reciente víctima de esta maldición sufrió en el transcurso de su carrera como cantante de Blues una adicción al alcohol y las drogas. Tras las diversas controversias de su muerte debido a la ausencia de narcóticos en su autópsia, Amy nos abandonó con una carrera inconclusa.

Valentín Elizalde del generó grupero fue asesinado a balazos mientras se dirigía a su hotel debido al supuesto narco-corrido que entonó al final de su concierto en Tamaulipas.

Kurt Cobain, gracias a su aclamada banda Nirvana convirtió los noventas en su época de Grunge sin embargo su grave depresión y adicción a la heroínas lo llevo al supuesto “suicidio”, Nirvana no desapareció por completo gracias al talento del baterista Dave Growl que continúa con su propia agrupación Foo Fighters.

Jimi Hendrix, el mejor guitarrista de todos los tiempos falleció tras la supuesta automedicación de píldoras para dormir aunque muchos otros mencionan que fue por las azañas de su entonces pareja que se suicidó años después.

El vocalista de los Doors, Jim Morrison murió de una sobredosis de heroína, su entonces esposa Pamela Courson, realizó la llamada a los paramédicos al encontralo en la tina de su habitación en Francia, Al igual que Jim, Pamela murió 3 años después a los 27 de una sobredosis de heroína, sus últimas palabras fueron “quiero ver a Jim de nuevo”. Entre otros que sufrieron la maldición de los 27 eesta el miembro de Rolling Stones, Brian Jones quien murió por abuso de alcohol y drogas. Muchos dicen que esta edad es una maldición, la fama trae desventajas.