Horacio Rentaría

Horacio.renteria@ellatino.net

CHULA VISTA.- John Church es un joven abogado que ha tenido un contacto natural y espontáneo con los miembros a comunidad latina.

Y es que su trato sencillo y cortez empató a la perfección con los jóvenes hispanos cuando le tocó jugar fútbol sóccer con muchachos latinos en los campos deportivos de San Francisco.

En entrevista con El Latino de San Diego este profesionista del derecho, experto en la solución a problemas de Bancarrota recuerda que antes de manejar obtuvo su especialidad en Estudios Latinoamericanos con la Universidad de Nuevo México.

Tres veranos en la ciudad de México, y algún tiempo en Brasil le permite dominar tres idiomas y culturas: el español, el portugués y su idioma nativo: el inglés.

Church se siente orgulloso de haber formado parte del Bufete Jurídico Rinne Legal encabezado por el prestigiado abogado Michael Rinne, que es muy reconocido en el área de la bahía en San Francisco y esa área del norte de California. Con él, dijo, estuvo dos años ejerciendo y aprendió los secretos de ley federal de bancarrota.

Al preguntarle por qué eligió la Bancarrota como camino al ejercicio de la abogacía no dudó un minuto para responder: “porque me gusta, ya que es un área que ofrece una verdadera oportunidad dce ayudar a los demás”.

Indicó que desafortunadamente quien sume la bancarrota lo hace con vergüenza, cuando no es lo indicado, pero también es inexacto que abogados lo planteen como una panacea (o algo idóneo), la realidad es que lastima el crédito de una persona hasta por 10 años.

El asunto es que si no está interesado en comprar una casa, indicó, un carro o un bien mayor, el crédito podrá repararse en un par de años, ya se mediante el capítulo 7 (el llamado borrón y cuenta nueva) y sin tener que pagar, o el capítulo 13, en el que existe la posibilidad de llevar a cabo un plan de pagos, y el crédito podrá repararse en un plazo que varía entre los 3 y 5 años.

Indicó por último el entrevistado que el iniciar en San Diego le da la confianza de trabajar con una comunidad que le han recomendado, y una de las ventajas es que cuando las personas o las familias que soliciten sus servicios legales, cuando así lo requieran, acudirá con gusto a su propio domicilio.

De hecho, además de su oficina, indicó, cuenta con un servicio de abogacía a domicilio (House Call) y dijo que las personas interesadas pueden llamarle para una cita –con una primera consulta gratuita a su celular al: teléfono directo: (619) 528-2216 o a su celular al: (619) 669-5953. También pueden consultar: sandiegobankruptcyattorneyblog.com, y los atenderá, dijo, con todo gusto.