Horacio Rentaría

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- Un amante del álgebra y de las aulas, Henry Sánchez Pardo no tuvo dudas un día de que tenía una nueva encomienda que cumplir: ir por el mundo generando conciencia de que tenemos que preservar el medio ambiente, si no queremos ser asfixiados por la realidad.

Hoy este singular maestro colombiano recorre el planeta, y habiendo salido de La Patagonia, Argentina, ya se encuentra en Estados Unidos, a un paso de su meta final: Alaska.

Pero en ese trayecto Henry ha sembrado más de 7 millones de árboles y recorrido más de 14 países.

En una charla ofrecida en el Salón de Comunidades del Parque Balboa Sánchez relata con emoción como a su carrera de Ingeniero Industrial le ha añadido el elemento del amor a la naturaleza, “y por eso corro descalzo”.

Con visible emoción dijo que al correr descalzo logra tener contacto directo con la madre tierra, y al preguntarle si eso le permitía sentir el calor o el frío o el ambiente prevaleciente en el suelo que pisa, la respuesta fue categórica:”la tierra tiene un núcleo, y a cada paso que doy siento su palpitar”.

Recordó que salió a su recorrido en el 2008, por ser declarado como el Año Internacional de la Tierra, pero lamentó que muchas personas no lo saben.

Destacó también el tiempo en que fue un maratonista de los 42 kilómetros, lo que le permite tener la condición física y mental apropiada para hacer frente a grandes distancias de recorrido, y el momento en que dejó esta especialidad del atletismo para dedicarse a apoyar al medio ambiente.

Cabe destacar que el sábado 17 de septiembre, Henry participó en El Día de la Limpieza Costera en el área del Parque de la Amistad a donde acudió acompañado por entusiastas promotores de la causa ambiental.