Washington, Los hispanos y los afroamericanos tienen una tasa menor de casos de leucemia aguda en comparación con los blancos, pero la mortalidad es mucho mayor, según un estudio presentado el pasado 19 de septiembre que apunta a factores socioeconómicos como posible causa.

La Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer (AACR) celebra en la capital estadounidense su cuarta conferencia dedicada a analizar cómo afecta el cáncer a las minorías, en la que fue presentado éste y otros estudios.

El estudio, conducido por el doctor Manali Patel del Instituto del Cáncer de Stanford (California), señala que entre 1998 y 2008, los afroamericanos tuvieron un 17 por ciento más de riesgo de morir de leucemia aguda en comparación con pacientes blancos y los hispanos un 12 por ciento más.

Patel y su equipo señalan que cuando se separan en las dos formas de leucemia aguda -leucemia linfoblástica aguda (LLA) y leucemia mieloide aguda (LMA)- la diferencia en las tasas mortalidad fue aún más sorprendente.

Los hispanos y los afroamericanos que fueron diagnosticados con LLA tuvieron un 46 por ciento y 45 por ciento de riesgo mayor de morir, respectivamente, que los blancos

En el caso de LMA el riesgo de muerte fue un 12 por ciento mayor en los negros y un 6 por ciento superior entre los hispanos en comparación con los pacientes blancos.

“No sabemos la razón de la disparidad, pero ahora que sabemos que existe, podemos investigar por qué ocurre”, señaló el doctor Patel quien apuntó que, aunque podría deberse a diferentes causas, creen que la situación socioeconómica de ambas minorías sería la clave.

“Al igual que todas las disparidades detectadas entre los enfermos de cáncer podría ser una combinación de causas, sin embargo, creemos que los factores socioeconómicos y el acceso a la atención médica podría estar jugando un papel importante”, apuntó.

Para realizar el estudio utilizaron la base de datos del Instituto Nacional del Cáncer, que recoge información procedente de varias instituciones sobre la incidencia del cáncer, la prevalencia y la supervivencia, y que abarca a un 28 por ciento de la población estadounidense.

Los investigadores examinaron las estadísticas de 40.951 pacientes con leucemia aguda durante el período de 10 años.

La muestra incluyó 2.299 afroamericanos, 4.428 hispanos y 22.035 pacientes de raza blanca, de los cuales 1.953 negros, 3.322 hispanos y 18.980 blancos murieron dentro de los cinco años del diagnóstico.

Los investigadores descubrieron que los pacientes de minorías que desarrollan leucemia de adultos mueren con más frecuencia que los pacientes blancos.

“Esta paradoja se observa en otros tumores sólidos, como cáncer de mama. Ocurre con menos frecuencia en las mujeres afroamericanas, pero las tasas de mortalidad, etapa por etapa, son más altas”, dijo Patel.

El equipo indica que las disparidades en los tumores sólidos han sido bien estudiadas pero las disparidades en tumores hematológicos siguen siendo un campo poco explorado por eso llevaron a cabo esta investigación.

Por eso, “ahora que hemos dado el primer paso crucial para documentar esta disparidad en la leucemia aguda, es necesario entender los factores detrás de ella para que podamos abordarla y corregirla”, agregó Patel.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.