Después de un escándalo de infidelidad sucedido en la ciudad de San Diego por el actor Ashton Kutcher la semana pasada, la mira de los medios se presenta de nuevo en nuestra linda ciudad, El príncipe Harry de Inglaterra visitó El Centro tras su entrenamiento militar.

En la cede militar de El Centro, Harry continuó sus ejercicio de la armada, pero como en cualquier arduo trabajo lo único venidero es la diversión, y sobre todo en un viernes por la noche. El príncipe disfrutó en varios bares de San Diego como todo miembro de la familia real en la ciudad de Coronado, se le observó con sus amigos muy feliz, tomando cerveza y observando la ciudad.

Estén al pendiente de un príncipe andante cabalgando sobre su auto en nuestra ciudad sandieguina y sus alrededores, pues al parecer lo tendremos en casa durante 2 meses, mientras sobrepasa su entrenamiento y clases de vuelo en helicóptero.