Tiempo de Preparación: 30 minutos

Tiempo de Principio a Fin: 1 hora

Cantidad de Porciones: 18 fresas

Ingredientes:

• 1 bolsa (12 oz) de chispas de chocolate

blanco para repostería (2 tazas)

• 1 cucharada de manteca

• 18 fresas grandes, con hojas

• 1/2 taza de chispas de chocolate semiamargo

• 1 cucharadita de manteca

Modo de preparación:

• Cubre una charola para horno con papel encerado. Calienta a fuego lento las chispas de chocolate blanco y 1 cucharada de manteca en una cacerola de 2 cuartos de galón, revolviendo constantemente, hasta que las chispas se derritan.

• En el rabito de cada fresa, ensarta un tenedor o un palillo y sumerge tres cuartas partes en las chispas derretidas, dejando la parte superior de la fresa y las hojas sin cubrir. Coloca la fresa sobre la charola para horno cubierta con papel encerado.

• Calienta las chispas de chocolate semiamargo y 1 cucharadita de manteca en una cacerola de un cuarto de galón, a fuego lento, revolviendo constantemente, hasta que las chispas de chocolate se derritan. (O coloca las chispas de chocolate y la manteca en un tazón chico para horno de microondas. Hornea, sin tapar, a temperatura media (50%) por 1 minuto, revuelve. Hornea de 2 a 3 minutos más, hasta que la mezcla pueda revolverse en forma homogénea).

• Rocía el chocolate semiamargo derretido sobre las fresas cubiertas, usando una cuchara chica. Refrigera sin tapar 30 minutos o hasta que la cubierta esté firme.