Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- El asambleísta republicano por San Diego, Nathan Fletcher, ganó posicionamiento en su búsqueda de la alcaldía de San Diego al participar en el segundo debate con el congresista demócrata, también aspirante a la jefatura del gobierno municipal.

Como ocurrió en el primer debate ni la Fiscal Bonnie Dumanis ni el regidor Carl de Maio asistieron al evento de confrontación de ideas y programas, organizado por la Coalición por un Mejor San Diego (A Better San Diego Coalition) y realizado en el Teatro Balboa.

La asistencia de centenares de trabajadores afiliados a organizaciones laborales, fue una característica predominante de este segundo debate en el que el tema de las pensiones de los empleados municipales, la necesidad de una mayor infraestructura pública y la crisis generada por el desempleo, fueron temas que dominaron la participación de los candidatos.

Fue evidente el apoyo ofrecido por el republicano Fletcher a la iniciativa del regidor Carl de Maio, quien propone una reforma al plan de pensiones, eliminando altos sueldos.

El asambleísta republicano, quien por la mañana del miércoles 19 de noviembre previa a la realización del debate politico recibió el apoyo de la Asociación de Oficiales de Policía de San Diego, consideró que este plan, de concretarse, podría ahorrar dinero de la ciudad.

Indicó que ello al permitir regresar a los trabajadores de la ciudad al seguro social y una estructura de anualidades definidas que proporcionen un seguro a los empleados”.

Sin embargo, el congresista demócrata y también candidato a la alcaldía, Bob Filner, reiteró su desacuerdo con esta propuesta, y calificó el plan como “ijunsto e inmoral, pues sería como poner a nuestros trabajadores de la ciudad bajo el camión”.

Precisó en este sentido que el plan dejaría sujetos a los empleados del gobierno de la ciudad de San Diego sujetos a las acciones y vaivenes del Mercado accionario. E ironizó: “¿Haz visto el Mercado de acciones, que sube y baja, probablemente no necesitarás una pension, y podrías tener un ataque al corazón”.

Ante la pregunta si los candidatos respaldarían una política del gobierno de la ciudad que obligara a las compañias privadas a contratar trabajadores para estimular el empleo, Fletcher respondió que no apoyaría esta política, ya que es una decisión que sólo corresponde tomar a las propias empresas.

Filner, en cambio, se mostró partidario de la misma, y ejemplificó que desafortunadamente empresas como “General Dinamic llegó a emplear localmente cerca de 60 mil trabajadores, y hoy solo emplea a cerca de 4 mil”.

Sostuvo en en este sentido el congresista federal con más de 20 años como politico, que le gustaría ver al Puerto de San Diego convertirse en un jugador mayor, pero para ello requiere la expansión y mejora de sus actuales instalaciones.