ROCHESTER, Minnesota: Un estudio de Mayo Clinic descubrió que la prueba del antígeno prostático específico, comúnmente conocido como prueba del PSA, es valiosa para vaticinar cuáles hombres deben someterse a una biopsia y a quiénes se diagnosticará cáncer de próstata de bajo riesgo. Los resultados estan dísponibles en (http://www.ncsaua.org/default.aspx) en Rancho Mirage, California.

“El paciente toma mejor la decisión de utilizar la prueba del PSA después de consultar con el médico”, comenta el Dr. R. Jeffrey Karnes (http://www.mayoclinic.org/bio/12463493.html), urólogo de Mayo Clinic y coautor del trabajo titulado “Valor basal del antígeno prostático específico en hombres de 40 a 60 años vaticina el riesgo para cáncer de próstata subsiguiente y de bajo grado en un cohorte de pacientes”.

“Una duda importante ha sido saber si la prueba del PSA es válida para vaticinar la necesidad de una biopsia y futuro desarrollo de un cáncer de bajo riesgo”, añade el Dr. Karnes. “Nuestro estudio descubrió una vinculación clara entre dicha prueba y estos pasos siguientes de la atención continua del cáncer de próstata”.

Desde 1990, se han seguido de manera prospectiva los resultados de la próstata de más de 600 hombres de 40 a 79. El estudio descubrió que los hombres que atravesaban la década de los 40 años con valores basales de PSA en o por encima de la mediana del PSA tenían mucha más posibilidad de someterse a una biopsia y recibir el diagnóstico de cáncer de próstata (http://www.mayoclinic.org/prostate-cancer/) de bajo riesgo; además, se descubrió una tendencia similar en los hombres que se encontraban en la década de los 50 años. No obstante, la mayoría de tumores (89 por ciento) descubiertos en ambos grupos de edad se clasificaron como “bajo riesgo”.

Los médicos utilizan comúnmente la prueba del antígeno prostático específico como medio para determinar el posible riesgo de un paciente de desarrollar cáncer de próstata. La prueba mide la cantidad de PSA (proteína producida por las células de la glándula prostática) presente en la sangre del paciente.

El aumento en los niveles del PSA podría deberse a varios factores, entre ellos, agrandamiento prostático benigno o inflamación de las vías urinarias; por ello, también se realizan otros exámenes conjuntamente con la prueba del PSA. Cuando el médico del paciente sospecha cáncer, por ejemplo, posiblemente solicite una biopsia de células de la próstata para confirmar el diagnóstico.

La existencia de la prueba del antígeno prostático específico no está libre de controversia: el último borrador sobre las recomendaciones del grupo de trabajo de los Servicios Preventivos de Estados Unidos plantea que la prueba podría no salvarle la vida a nadie.

“Mientras se continúe refinando el abordaje para diagnosticar y tratar el cáncer de próstata, consideramos que los resultados de este estudio ayudarán a médicos y pacientes a tomar decisiones informadas”, dice el Dr. Karnes.

El cáncer de próstata

Según la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer de próstata afecta a aproximadamente uno de cada seis hombres en Estados Unidos y es el segundo tipo más común de cáncer entre este grupo de pacientes, después del cáncer de piel. El cáncer de próstata es tratable, pese que el fallecimiento por su causa sea la segunda razón principal de muerte masculina en Estados Unidos y de que a más de 24.000 hombres se les diagnostique la enfermedad en este año. Actualmente en Estados Unidos hay más de 2 millones de sobrevivientes de cáncer de próstata.

Información sobre Mayo Clinic

Mayo Clinic, entidad sin fines de lucro, es un líder mundial en atención médica, investigación y educación para gente de todos los ámbitos de la vida. Para más información en español, visite http://www.mayoclinic.org/spanish/ y http://www.mayoclinic.org/news-spanish/.