Durante la temporada escolar muchos padres seleccionan para sus hijos lo último en la moda y lo materiales escolares. Uno de los elementos esenciales que frecuentemente se pasa de largo durante todo el período escolar, es un examen completo de la vista. Uno de cada cuatro niños tiene un problema de visión no diagnosticado que puede interferir con la habilidad de leer y aprender, una visión saludable y de calidad es importante para que los niños obtengan el mejor provecho de su educación. Educar a las familias sobre la manera correcta de cuidar la vista y los lentes correctos puede ayudar a identificar y corregir problemas relacionados con la visión hoy día y prevenir el desarrollo de condiciones visuales comunes más tarde en la vida.

Muchos padres no saben que no es suficiente recibir una revisión básica de la vista, la cual es ofrecida a menudo en las escuelas o durante una visita al pediatra. Un examen completo de la vista ofrecido por un especialista de la salud visual es crucial para identificar y diagnosticar ciertas condiciones que necesiten mayor atención. Para niños de cinco años de edad o menos, normalmente un pediatra es el primero en evaluar ciertos problemas de visión, tal como un ojo vago.

“Con niños en edad escolar y adolecentes, es imperativo realizar un examen completo de la vista que incluya pruebas de distancia, color, la capacidad de ambos ojos para trabajar en equipo y la presión del ojo,” explicó el Dr. Christopher Vargas.

La visión saludable significa más que la habilidad de ver 20/20. Un profesional de la salud visual puede determinar si es necesario el uso de lentes recetados para corregir ciertos problemas de visión, también puede ayudar a alcanzar una visión cómoda y de calidad para que pueda ver mejor hoy y enseñarle los pasos apropiados para mantener una visión saludable por el resto de su vida.

“Mantener una visión saludable es posible para aquellas personas que están dispuestas a tomar los pasos necesarios para proteger la visión”, comentó Manuel Solis, gerente de mercadeo multicultural de Transtions Optical. “En Transitions Optical, estamos dedicados a educar a los consumidores sobre la importancia de hacerse un examen completo de la vista con un profesional de la salud visual regularmente. Para niños en particular, es crítico que este examen se realice antes del comienzo de cada año escolar. Si su hijo requiere de lentes recetados, lentes que se adaptan a la intensidad de la luz, los lentes Transitions® son una opción ideal ya que se oscurecen automáticamente según el cambio en las condiciones de luz para reducir el reflejo, mejoran el contraste y bloquean 100 por ciento los dañinos rayos ultra violeta para ayudar a proteger la salud de los ojos para el futuro”.

El 80 por ciento de lo que los niños aprenden es a través de la vista. Asegúrese que su hijo reciba un examen visual completo al iniciar o durante el año escolar ya que de no recibirlo puede impactar su éxito en el salón de clase y en su vida cotidiana. Algunos signos comunes de que los niños están teniendo problemas visuales incluyen; quejas frecuentes de dolor de cabeza, frotarse los ojos constantemente, sostener los materiales de lectura muy cerca a los ojos, mostrar falta de atención o fatiga durante un día escolar. Si nota que su hijo experimenta algunos de estos síntomas, contacte a un profesional de salud visual.

Para más información sobre los pasos necesarios para garantizar una visión saludable para toda la familia, incluyendo juegos y enlaces a recursos educativos y para localizar a un profesional de la salud visual en su área, visite www.yonosabiaeso.com