Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- Ante el recorte del presupuesto estatal de los recursos provenientes del Medi-Cal y la falta de apoyo de la legislatura estatal, alrededor de 326 Adult Day Health Care (ADHC) en California cerrarían a partir del próximo 1 de diciembre.

Esta decisión afectará a 35 mil personas en el estado. La decisión se libra ahora ante la Corte de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Norte, División Oakland,

El martes 8 de noviembre, a la 1 de la tarde, la Juez Saundra B. Armstrong resolverá la suerte de los adultos mayores, que de ser eliminados de este programa estatal, no tendrán más opción que regresar a los “nursing homes”(asilos).

Si la resolución de la juez al juicio interpuesto por un grupo de personas mayores y respaldada organizaciones que abogan porque se mantengan estos beneficios para las personas de la llamada tercera edad, resultara negativa para los demandantes, las implicaciones familiares y sociales podrían ser muy severas.

En San Diego se cerraría San Isidro Adult Day Health Care, en el que se ofrece un importante soporte a alrededor de cien personas de la tercera edad.

Los Adult Day Health Care tienen una historia de ofrecer servicio a las personas mayores de 30 años, y la demanda fue interpuesta en contra del Departamento de Servicios de Salud en el estado de California, y su director, Toby Douglas.

Como antecedente, luego de que el gobernador Jerry Brown vetara la AB 96, canceló con su firma la posibilidad de que se reemplazara el actual programa de ADHC.

A escasos dos meses de haber tomado posesión como nuevo gobernador de California, a principios de este año, el Demócrata Brown anunció que cortaría este programa, provocando una reacción inmediata en las comunidades del sur de San Diego, pues son recursos que golpean las fibras más sensibles de las familias: las personas mayores de 60 años, y que enfrentan discapacidades físicas o mentales (especialmente personas que padecen Alzheimer).Margarita Espinoza, administradora de Adult Day Health Center localizado en el 3363 de Beyer Boulevard, indicó que de perderse este programa se habrá dado un duro golpe a las familias de escasos recursos y se causaría un serio impacto social.

Según datos de San Diego County’s Aging and Independent Services Agency en 2007 la Región Sur del Condado de San Diego tenía 10 mil 833 adultos mayores elegibles para (Medical) y recibir servicios de hogar, “:muchos de los cuales podrían beneficiarse de tener servicios de cuidado de salud diaria de alto nivel para cubrir sus necesidades médicas”.

En la demanda se indica que alrededor de 8 millones de (adultos mayores y personas con discapacidades (DSPDs) reciben cuidados médicos bajo el programa de Medi-Cal en California.

Debora Cherry, vicepresidenta de la Asociación del Alzhaimer en el Condado de Los Angeles, una de las áreas más impactadas por la resolución, declaró que “es una medida devastadora que afecta a los más pobres y a los más frágiles. El cierre de los centros y el recorte de otros programas dejará sin servicios a estas personas que carecen de todo tipo de recursos y posiblemente terminarán en un centro de convalecencia que es aún más caro”, sostuvo.

Cabe hacer mención que la Asociación del Alzhaimer se ha involucrado en esta cruzada de protección a los ancianos del estado que reciben este servicio, porque al menos un 20 por ciento de los que se atienden en estos centros con apoyo de Medi-Cal sufren esta enfermedad.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.