Después de 6 semanas de alegaciones, evidencias, testimonios y espera, arrivó la emoción a la familia Jackson al encontrar al doctor Conrad Murray culpable de homicidio involuntario de la muerte del rey del pop.

Gritos de regocijo fue lo que acojió a la salida de la corte a los cientos de fanáticos al igual que a los 17 miembros de la familia que se encontraban en la corte al finalizar la lectura de la sentencia, por su parte, Murray no mostraba ni una gota de sentimiento durante el veredicto, solo una cara pálida y estática al ser llevado por la policía.

Al finalizar la sentencia, Murray fue esposado y llevado a prisión, el único saludo que recibió fue el de su madre quien lo esperada detras del podium. Aunado a la sentencia del ex-doctor, el juez omitió la posibilidad de fianza, agregó que de esta forma se aprenderá las consecuencias de los actos médicos que con negligencia han desaparecido una vida humana y que si este lograba estar fuera de la carcel podría ser un peligro para otros pacientes..

“Michael Jackson se encontraba con nosotros en la corte, lo que produjo la justicia en su caso…” alegó La Toya con una cara de satisfacción al finalizar la sesión de más de un mes de espera. “La justicia llegó, Michael esta con nosotros…” Agregó el hermano Jackson, Jeremiah.

Murray podría obtener hasta 4 años en prisión, mismo que se confirmará en la sentencia oficial ha dictarse el 29 de este mes y perderá su licencia médica.